viernes, 4 de septiembre de 2015

10 visitas imprescindibles en Lituania


Diez poderosas razones para descubrir y disfrutar Lituania
Viajar a Lituania y Vilnius. Un recorrido por uno de los países más sorprendentes de la nueva Europa

Aunque es un país pequeño (apenas 65.000 kilómetros cuadrados, menos que Castilla-La Mancha), Lituania ofrece todo lo que el viajero puede desear: una naturaleza y un paisaje intacto que ocupa la mitad del país, decenas de lagos cristalinos, bosques centenarios, dunas costeras y ciudades primorosas que combinan el romanticismo de siglos pasados con la modernidad europea del siglo XXI. Este año, además, todo es aún más fácil ya que Lituania ingresó en el euro en enero, aunque mantiene los precios bajos rígidamente, y hay vuelos directos y baratos a la capital desde Barcelona y Madrid, con las compañías Wizz Air y Ryanair.

Aquí destacamos diez –podrían ser veinte o cien– razones para viajar a Lituania y descubrir sus numerosos encantos:

1.- Vilnius y su casco antiguo barroco. Lituania es un país claramente católico, y lo fue incluso durante el régimen soviético, aunque muchas iglesias se cerraron. Hoy más de cuarenta, construidas por jesuitas, dominicos y carmelitas, siguen dando testimonio de ello y los fieles lo demuestran con sus trajes de domingo, sus cánticos y sus reverencias. Además de la blanca catedral de estilo neoclásico y su Torre de la Campana, que empezó siendo circular y defensiva y terminó transformada en un campanario octogonal, destacan la iglesia de Santa Ana, que Napoleón quiso llevarse piedra a piedra a París en su “visita” a Lituania camino de Rusia, y la de Santa Teresa, en la que se accede a la diminuta capilla que se asienta sobre la famosa Puerta de la Aurora, el único vestigio que queda en pie de la antigua muralla que rodeaba la ciudad; también la Iglesia de San Casimiro, el primer edificio barroco de la ciudad, construido por los jesuitas en 1604, que terminó siendo, irónicamente, un Museo del Ateísmo durante la época soviética.
Pero hay mucho más que ver en la capital, como su Universidad, la primera del Báltico, fundada por los jesuitas en el siglo XVII, o la calle Literatu (de los Literatos) con su muro de los artistas y placas de los principales escritores del país y de otros relacionados con Lituania; el Palacio Ducal, o la muy curiosa República Independiente de Uzupis, un antiguo barrio de artesanos convertido en micro-país con himno, calendario, presidente y Constitución propios (con traducción al castellano). También tiene cuatro banderas, una por cada estación. Entre los artículos de su Constitución figuran estos: “Todo el mundo tiene derecho a morir, pero no es obligatorio” (art. 3), “Todo el mundo tiene derecho a equivocarse” (art. 4), “Todo el mundo tiene derecho a cuidar de un perro hasta que muera uno de los dos” (art. 11).
Pero, además de ver monumentos, en Vilnius hay que encontrar tiempo para perderse por las callejuelas del centro histórico, Patrimonio de la Humanidad, sometido a un concienzudo proceso de reconstrucción, con sus numerosos hoteles y restaurantes, sus puestos de venta ambulante (con el ámbar como oferta omnipresente), sus casas burguesas pintadas cada una de un color, sus profundos y apacibles patios interiores, orlados a veces de barandas de madera y sus numerosas terrazas en las que disfrutar de algunas de sus más de 200 tipos de cervezas. 

2. Trakai, castillo sobre el agua. Presume de ser el lugar más visitado del país, incluso por los propios lituanos, y no es para menos. Probablemente también es el más elogiado por los poetas y, sin duda, el más fotografiado. Situada en el centro del Parque Nacional Trakai que se extiende sobre una superficie de 8.200 hectáreas, la antigua capital de Lituania, a 28 km al oeste de Vilnius, está rodeada por tres lagos: Luca, Totoriskiu y Galvé y en medio de éste se encuentra el castillo Trakai que fue construido para defenderse de los ataques de los caballeros teutones en tiempos de los grandes duques de Lituania. Aunque está muy restaurado, todavía conserva el encanto de la época al que contribuyen algunos personajes con trajes de época. Es muy recomendable dar un paseo en barco o incluso alquilar un pedalo o una piragua para dar vueltas al castillo. Las orillas están llenas de puestos de souvenirs y artesanía y varios restaurantes. Entre ellos hay uno dedicado a la cocina de los caraítas, una antigua tribu procedente de Crimea, mitad judía, mitad musulmana, que se instaló aquí en el siglo XIV y cuyos miembros fueron fieles guardines del casillo y del gran duque Vytautas Didysis. Aunque solo quedan unas decenas de ellos, mantienen vivas varias de sus tradiciones, entre ellas la elaboración de kibinai, una rica empanada rellena de distintas cosas y que el cliente puede elaborar por sí mismo.
Otras ciudades que también tienen el agua como protagonista, son Zarasai, descrita en leyendas y fundada entre siete lagos con innegable ambiente romántico. Para quien busque tranquilidad, el pueblo de Mingé es tan pintoresco como bucólico; su única calle es el río Minija y se localiza en el parque regional del Delta del río Nemunas.

3. La colina de las cruces. Este insólito lugar se encuentra a las afueras de Siauliai, una de las ciudades más antiguas de Lituania (siglo XIII) y la cuarta mayor del país. Aunque es imposible contarlas, se dice que hay unas 200.000 cruces de todos los estilos y tamaños, no en vano la elaboración de cruces es una de las artesanías más conocidas del país y, de hecho, está inscrita en la lista de Patrimonio Material de la Unesco. Comenzaron a ponerse en el siglo XIX, cuando en sendas rebeliones contra los rusos pereció un gran número de jóvenes lituanos. Sus cuerpos nunca fueron encontrados y como homenaje se levantaron varias cruces en esta colina. Un siglo después los soviéticos hicieron desaparecer todas en repetidas ocasiones, pero los lituanos se mantuvieron impasibles y volvieron a colocar nuevas cruces, que fueron santificadas en 1993 por Juan Pablo II. En la misa que el Papa celebró allí dijo: «la Colina de las Cruces es uno de los lugares más especiales del mundo, un resumen de todas las miserias y dolor del siglo XX, en el que brilla la esperanza de la resurrección». Hoy, en este país que fue el último en abandonar el paganismo pero es el más católico de la Europa del Este, es un símbolo nacional que entrelaza profundos sentimientos populares y religiosos.

4. El istmo de Curlandia. Declarado por la Unesco uno de los parajes más bellos y únicos de Europa y Patrimonio Natural de la Humanidad, este fenómeno natural de paisajes desérticos, una franja de arena que separa al mar Báltico de la laguna de Curlandia, está salpicado de acogedores y pintorescos pueblos de pescadores: Juodkranté, con su hermoso muelle en la laguna y su peculiar Colina de las Brujas, Nida, el lugar más soleado del país, donde se celebran destacados festivales en la antigua casa de vacaciones de Thomas Mann, Pervalka, Preila... Además de contar con la Reserva Natural de Nagliai –un oasis de dunas móviles–, varios miradores y senderos. Las dunas de arena con su vegetación esporádica y su insólita fauna, su bosque costero con árboles centenarios, sus playas naturales de arena blanca, el olor a pescado ahumado, infraestructuras urbanas renovadas respetando la arquitectura original que se expresa en grandes casas de colores ricamente decoradas, muchas de ellas residencias de vacaciones, veletas talladas en madera coronadas con imágenes de caballos, torres y símbolos llamados “lekis”, antiguamente se creía que protegían contra el demonio y las espectaculares puestas de sol sobre el mar, convierten el lugar en un auténtico paraíso. El Parque Nacional ocupa una estrecha franja de tierra de 52 kms de largo a orillas del Mar Báltico al oeste de Lituania, donde hace frontera con Rusia. El 75% de su territorio es bosque y el 25% restante son dunas de arena, precisamente una de ellas tiene su propio nombre debido a que alcanza los 52 metros de altura, la duna de Parnidis. Desde su cúspide se puede ver la ciudad rusa de Kaliningrado aunque en los últimos 30 años ha perdido 10 metros de altura. No es la más alta, ya que la de Vecekrugas (taberna antigua en lituano) tiene 67 metros. En 1855 se encontró, al profundizar en el canal del istmo, una cantidad inmensa de ámbar, el lugar se denominó Bahía del Ámbar, y de allí se llegaron a extraer unas 75 toneladas anuales, entre 1860 y 1890. 

5. Kaunas, universitaria, deportista y animada. Es la segunda ciudad de Lituania y durante el periodo entre guerras mundiales fue la capital. Hoy se “conforma” con ser la más animada, la de la población más joven y universitaria y la de presumir del mejor equipo de baloncesto del país. Mucho de ello (incluso lo del baloncesto) se descubre paseando por su calle principal Vilniaus, peatonal, llena de terrazas y tiendas agradables, con casas de los siglos XVI a XIX, a destacar la casa de ladrillo del n° 7 cuyo tejado de tejas ondula para crear ventanas que parecen mirarnos, y transitada por espectaculares jóvenes de ambos sexos que por su cuerpo y altura bien podrían formar parte del equipo del mítico Arvydas Sabonis. Pero, además, la ciudad tiene un casco antiguo plagado de atractivos. El edificio del ayuntamiento, del siglo XVI, es un excelente ejemplo del barroco en el norte de Europa, en la plaza Rotuses que concentra hoy como ayer –aquí se celebró durante cientos de años el mercado– la animación de Kaunas y sus más bellos edificios. La cercana iglesia de Vytautas, las torres que quedan en pie de la antigua fortaleza. La Catedral de San Pedro y San Pablo es la mayor de estilo gótico en Lituania. El Callejón de la Libertad se asegura que fue la primera vía peatonal que se abrió en los países del ámbito de la extinta URSS. Una visita que merece una mención aparte es el Velni Muziejus o Museo del Diablo. 3.000 cuernos de todo el mundo, recogidos por el artista Antanas Zmuidzinavicius, en una muestra que representa la interpretación artística que se ha hecho del maligno a lo largo de la historia. Aterrador pero muy interesante, incluso para niños.

6. Druskininkai, aguas termales y nieves perpetuas. No es tan popular como otras ciudades lituanas, al menos para los extranjeros, pero es muy visitada por dos de sus atractivos casi contrapuestos: el poder de sus aguas termales y la posibilidad de esquiar durante todo el año. Druskininkai, que concentra la actividad turística de la Dzukija, tiene todo el encanto de un hermoso balneario: edificios refinados, bonitas casas tradicionales, y también algunos edificios de hormigón recuerdan la época soviética y verdes parques, todo bañado en una apacible atmósfera que, además de a los amantes de los balnearios, atrae a los aficionados a las actividades al aire libre. Sus aguas termales y sus barros son sin duda uno de sus grandes atractivos. Pero lo que más llama la atención en la ciudad es el “Snow Arena”, único complejo de deportes de invierno en los países bálticos que dedica 8 hectáreas a estos deportes y está abierto durante todo el año, con una temperatura constante en las pistas de dos grados bajo cero. Para un país con inviernos que duran desde noviembre a marzo se podría pensar que habrían tenido suficiente de nieve llegado abril, pero para los amantes del esquí y el snowboard no hay límite de fechas y, además, Lituania es una país muy llano sin cumbres donde practicar el esquí alpino, aunque abunda el de fondo. 

7. Regreso al pasado. En la turbulenta historia de este país, hay un pasado que los lituanos no quieren recordar y otro del que están orgullosos. El primero, sin embargo, tiene su hueco cerca de Druskininkai, se trata de Gruto Parkas, que aquí algunos llaman con humor negro “El mundo de Stalin”, creado en plena naturaleza en 2001, más de una década después de que Lituania abandonara el comunismo y en el que se recogen las estatuas de las personalidades que marcaron la historia del país y del bloque soviético todo entre bonitas alamedas forestales y un curioso e insólito parque zoológico, acompañadas de objetos y documentos sonoros que hacen revivir esa era. Está reconocido como uno de los museos más raros del mundo, con trincheras, recreaciones de gulags (verjas electrificadas y torres de vigilancia de madera incluidas), más de 50 estatuas de líderes políticos soviéticos y hasta un menú degustación de la época. Cuando se creó estaba previsto transportar a los visitantes en un vagón de ganado, pero se desechó la idea por la oposición pública. Otra experiencia es la que ofrece el búnker de los bosques de Nemencine, donde se puede participar activamente en el Drama de Supervivencia del año 1984 y convertirse por unas horas en un ciudadano soviético sin derechos y obediencia ciega a los soldados. Para culminar con este legado, la base secreta de Plokstine permite adentrarse en su red de túneles y silos para cohetes, todo un arsenal durante la Guerra Fría que no fue descubierto por los americanos hasta 1978. La visita se puede complementar con el Museo de la Guerra Fría.

8. Ámbar y mucho más. El ámbar encontrado en el Mar Báltico ha sido desde siempre muy apreciado y deseado. Mercantes marinos recogían este material, también conocido como “el oro de Lituania”, a lo largo de la Ruta del Ámbar hasta los países más lejanos de Europa y Asia, incluso llegando a Egipto. Los antepasados lituanos utilizaban ámbar en amuletos para protegerse contra los poderes del mal, a los niños se les daban piezas de ámbar para que las masticasen que así, sus diente creciesen más rápido y más fuertes. Hoy, sin duda, el rey de las compras en Lituania es «el oro del Báltico», el ámbar. En todas las tiendas de regalos y souvenirs pueden encontrarse objetos de todo tipo fabricados con ámbar. Son especialmente atractivas las joyas y los pequeños objetos decorativos. Galerías, museos, talleres e incluso centros de belleza muestran las bondades de esta resina escupida por el mar a las playas cada día. En Lituania se puede probar infusión de ámbar, comprar jabón o incienso y, por supuesto, adquirir piezas de joyería y bisutería. Pero se sabe también que el ámbar sirve para estimular y contiene ciertas propiedades para la salud. Así, el ámbar ha sido utilizado no sólo como adorno, sino también para el tratamiento de enfermedades o dolores. Recientemente, la terapia de ámbar se ha reavivado de nuevo mediante infusiones, preparados de ácido succínico, aceite o polvo, o té de ámbar con propósito curativo o de fortalecimiento . Por sus características, esta bebida es equivalente al famoso té chino. Hay muchos lugares en Lituania, a lo largo de la Ruta del Ámbar, que ofrecen museos y talleres dedicados a esta resina, pero tal vez el más interesante sea el Museo del Ámbar de Vilnius con interesantes muestras de este material y piezas en venta.
Pero, además de ámbar, en las muchas tiendas y puestos callejeros de cualquier de las ciudades de Lituania se pueden adquirir trabajos en plata y en vidrio, tallas de madera, especialmente las imágenes de santos, cruces y veletas. También, con suerte, antigüedades a buen precio. El lino y sus productos también son muy populares, se trata de una producción que se remonta a más de 4.000 años.

9. Comerse un Zeppelin. La patata es la base de la gastronomía lituana y con ella se crea su plato más típico, los “cepelinai”, una especie de masa hecha a base de patatas y trocitos de queso, carne o setas que suele venir acompañada de una salsa de cebolla, beicon y mantequilla. Su aspecto, no muy atractivo, recuerda, en efecto, el de los antiguos dirigibles aerostáticos. También es muy típico el sakotis, un pastel con forma de árbol de Navidad que se suele servir en las bodas. Durante el verano, los lituanos son aficionados a diferentes sopas frías, la más popular de las cuales es la sopa fría de remolacha, llamada saltibarscial. Se trata de una sopa fría de leche agria, remolacha, pepino y huevos duros, muy refrescante en un día caluroso. La miel de abeja es también muy común en Lituania y se utiliza en la producción de diversos alimentos y bebidas. Naturalmente cada región tiene sus platos típicos. En el noroeste de Lituania, en Samogitia, es impensable no tomar kastinis con patatas cocidas sin pelar y crema caliente fresca. La cocina regional de Dz?kija está basada en las patatas y platos de hongos que se encuentran en abundancia en los bosques locales. El orgullo de la gastronomía de Suvalkija se basa en la carne ahumada con un sabor fantástico. Mientras tanto, Auk?taitija sorprenderá a todos con las comidas con harina. En ningún lugar falta el pan de centeno, también milenario, que resulta muy sabroso si se toma junto con queso fresco recién hecho. Para saciar la sed, los lituanos suelen beber cerveza de centeno. Es una de las bebidas nacionales de Lituania y está hecha con pan seco, levadura, azúcar y agua. Utenos y Kalnapilis son las dos mejores cervezas locales de entre las 200 que existen, aunque el licor más típico es el llamado stakliskes, hecho a base de miel.

10. Y mucho, mucho más. Queda mucho por ver en Lituania. Hay que disfrutar de su inmensa naturaleza virgen con 3.000 lagos, 600 fincas agroturísticas, cinco parques nacionales y 30 regionales, 30.000 ríos y riachuelos y la tercera parte de su territorio boscoso. Todo ello permite cualquier tipo de actividad al aire libre. Se pueden realizar rutas en canoa por sus ríos, excursiones a caballo, pedalear por los bosques y la costa (el carril-bici de la costa tiene más de 100 kilómetros de longitud), jugar al golf y, por supuesto, al baloncesto, el deporte nacional. También aquí, a 25 km al norte de Vilnius, se encuentra el Centro Geográfico de Europa, según el Instituto Geográfico Nacional de Francia. Desde que se hizo pública esta noticia, el sitio atrae a miles de turistas. Está marcado por una pequeña escultura de granito pero existen planes de levantar una pirámide de metro y medio con los nombres de todas las capitales de Europa y su distancia de este punto geográfico.
Y no puede pasarse por alto, la visita a Rum?i?k?s, donde se encuentra el Museo Nacional Etnográfico, es el museo con el mayor número de exposiciones etnográficas de Europa bajo el cielo abierto. En él se puede observar el estilo de vida de los antiguos habitantes de esta tierra, muchos de los hogares aquí situados, recuerdan el trabajo diario de las personas, sus alegrías y sus celebraciones. Cuenta con un pueblo antiguamente inundado, que ha sido restaurado.

Cómo ir: Según el buscador de vuelos Jetcost (www.jetcost.es) la mejor opción para viajar a la capital de Lituania son los vuelos baratos de la compañía Wizz Air (www.wizzair.com) desde Barcelona con salidas los martes, jueves y sábados y precios desde 69 euros por trayecto. También hay vuelos desde Madrid con Ryanair (www.ryanair.com) los lunes, miércoles y viernes desde 65 euros trayecto).

Más información: En la completísima web del Departamento Estatal de Turismo de Lituania con todo tipo de información en español: www.lithuania.travel/es/ y también en inglés en: www.tourism.lt/en

lunes, 31 de agosto de 2015

Visita los mejores parques de ocio de España alojándote en plena naturaleza


Visita los mejores parques de ocio de España desde un bungalow

Estas son cinco de la mejores propuestas que ha seleccionado BungalowsClub

Sin duda no hay mejor plan para niños y mayores que la visita a un parque de ocio. Bueno sí, puede mejorarse combinándolo con la estancia en un bungalow, una especie de casa en miniatura pero con todas las comodidades y con un ambiente acogedor y cómodo. La Web especialista en reservas de bungalows, cabañas y alojamientos con encanto en plena naturaleza (www.bungalowsclub.com) ha elegido cinco de los más atractivos parques de ocio que hay en España y recomienda los mejores alojamientos en bungalows para cada uno de ellos. Hay mucho donde elegir, desde los dedicados a las estrellas del cine, hasta los que se inspiran en las culturas exóticas, pasando por los que exploran las civilizaciones milenarias y los más fascinantes rincones del reino animal y vegetal. La fórmula es siempre la misma: una visita entretenida, atracciones para todas las edades y espectáculos, todo ello en un solo recinto.

No es extraño que los 128 parques de ocio españoles seduzcan cada año a más de 33 millones de visitantes y que generen un volumen de negocio de hasta 560 millones de euros. España ocupa un destacado papel en este segmento, ya que acoge a más de la mitad de los 59,5 millones de visitantes de los parques europeos. Los 25 parques de ocio más importantes del mundo recibieron en 2014 más de 223 millones de visitantes. En la lista de los más visitados están dos españoles: PortAventura y Parque Warner Madrid.

Estos son los parques que recomienda BungalowsClub y las mejores opciones de alojamiento cerca de ellos:

Port Aventura
Vila-seca, Tarragona
En 2015, el parque temático de Tarragona celebra su 20º Aniversario con sorpresas. Fue el primero en su género en España y sigue siendo uno de los más visitados. Darse un paseo por Port Aventura es viajar a las culturas más exóticas del planeta: Mediterránea, Polinesia, China, México, Far West. Cada zona intenta reproducir fielmente detalles que existen o existieron en dichas civilizaciones y culturas para conseguir una inmersión máxima. Además hay la posibilidad de divertirse en Sésamo Aventura en el Costa Caribe Aquatic Park, o ver Amaluna, del Circo del Sol. También se puede descargar adrenalina en propuestas como Furius Baco, una montaña rusa donde se pasa de 0 a 135 Km/h en solo 3 segundos y cuenta con 8 loopings. Mientras, en la zona donde el agua es protagonista, Caribe Aquatic Park, se pueden vivir emociones como la de deslizarse por el King Khajuna, el tobogán de caída libre más alto de Europa. 

En sus más de 50.000 metros cuadrados se pueden disfrutar sus más de 4.300 plantas tropicales, todo cuidado hasta el más mínimo detalle. 
Además, por la privilegiada ubicación del parque, situado en una de las mejores zonas turísticas de España, en Cataluña, cerca de Barcelona y en pleno corazón de la Costa Dorada, después de hacer una visita se puede gozar de una amplia variedad de actividades turísticas, deportivas y de relax.

www.bungalowsclub.com ha encontrado diferentes propuestas de alojamiento muy cerca de Port Aventura, a tan solo 5 Km del parque y a 200 metros de la playa del Esquirol Bungalows Playa Cambrils Don Camilo tiene una magnífica oferta familiar para 4 personas desde 91 euros la noche. En la playa de La Llosa y a 9 Km del parque, Bungalows La Llosa ofrece un alojamiento ideal para un grupo de amigos, 6 personas desde 81 euros la noche. En el corazón del Montsant, uno de los lugares montañosos más singulares y originales del sur de Catalunya, Bungalows Montsant Park ofrece una cabaña para 5 personas desde 70 euros por noche. 

Aquopolis Costa Dorada
La Pineda, Vila-Seca, Tarragona
No muy lejos de Port Aventura se encuentra Aquópolis, el parque acuático más grande de la Costa Daurada y el único con delfinario. No es sólo un parque acuático, sino un completo parque de ocio para familias. Sin duda lo más destacado del parque son sus toboganes con agua, algunos de ellos realmente espectaculares, como Kamikaze: para lanzarse por este tobogán, el más impresionante del parque, hay que subir hasta la plataforma ubicada a 15 metros de altitud. Desde ahí, no hay más que lanzarse y descargar adrenalina a más de 50 km/h. Boomerang: con la ayuda de un flotador, uno se puede deslizar por los 300 metros cuadrados de este tobogán desde una plataforma de salida a 10 metros de altura. Atracción no apta para los que sufren de corazón. Splash: Una atracción para los más intrépidos jinetes, que, subidos a lomos de una tabla se atrevan a lanzarse a toda velocidad por uno de los dos toboganes Kamikze. Estos toboganes son casi verticales así que se alcanzan velocidades notables y además, una vez llegados a la piscina la tabla hará que el jinete resbale sobre el agua y lo lance botando varios metros más allá.

Este parque acuático cuenta también con otras muchas e interesantes atracciones como el Black Hole, el Aquamanía, el río de rápidos o la increíble piscina de olas de 2000 m2 con olas de más de un metro. Y si después de tanto ajetreo se quiere un poco de relax también hay piscinas con jacuzzis, y muchos otros toboganes más “tranquilos” dónde poderse deslizar con flotadores individuales o dobles... El Aquópolis Salou cuenta también con un delfinario que dejará boquiabierto grandes y pequeños. Tiene una amplia grada alrededor de una gran piscina desde la cual ver cómodamente las exhibiciones de delfines y leones marinos.

A tan solo 20 Km del parque, en el centro de la Costa Dorada se halla Bungalows Playa y Fiesta. Familiar, acogedor y en el mismo borde del mar, y que ofrece bungalows de madera para cuatro personas desde 78 euros la noche. Bungalows La Masia es otra opción para disfrutar de mar y montaña muy cerca de Aquopolis desde 77 euros por noche.

Terra Mítica - Terra Natura
Benidorm, Alicante
Si lo que se quiere es descubrir la culturas antiguas de Grecia, Roma y Egipto sin moverse de la Costa Blanca, Terra Mítica es el destino. Donde dejarse embarcar en un apasionante viaje a través del tiempo donde no faltan vertiginosas montañas rusas, épicos espectáculos, asombrosas réplicas de monumentos míticos y diversión para los peques. Uno de los puntos fuertes de este lugar son las ambientaciones, es una auténtica delicia pasear junto al Faro de Alejandría la Pirámide de Keops, todo ello lo podemos admirar desde el mirador del parque, una torre de 100 metros de altura llamada Infinito y ubicada en Iberia Park.

Además, en el área diferenciada Iberia Park los visitantes se sumergirán en la cultura mediterránea y en un gran spa. Un parque temático en el que, al mismo tiempo, podrán divertirse y aprender sobre nuestro pasado milenario. Terra Mítica está ambientada en las antiguas civilizaciones del Mediterráneo por lo que se disfruta tanto de atracciones de pura adrenalina como El Vuelo del Fénix –una caída libre de 100 metros de altura- como de espectáculos que nos descubren las maravillas del imperio romano, como la propuesta circense Nerón. Además de las atracciones, más de 35 espectáculos diarios se representan al aire libre o en espacios preparados para albergar trucos escénicos.

A medio camino entre al parque zoológico y el botánico, Terra Natura nació para promover conceptos como la conservación, el desarrollo sostenible y el amor hacia la naturaleza. Terra Natura lucha por conseguir la máxima integración de las especies en el parque. De esta forma, se ha tratado de conseguir barreras invisibles para el visitante, que pasea con la sensación de tener los animales a su alcance. Gracias a ello, por ejemplo, se pueden observar leones a una corta distancia, únicamente con un cristal de protección. El parque cuenta con más de 165.000 m2 en los que se pueden ver más de 200 especies de animales diferentes, rodeados de una increíble vegetación. La oferta se completa con la zona acuática, Aqua Natura, abierta solo en temporada estival. Aquí se puede encontrar desde una piscina de olas hasta más de mil metros de toboganes y zonas exclusivas de baño infantil, para que los más pequeños puedan disfrutar del agua con tranquilidad.

A 5 Km del parque y comprometidos con el medio ambiente, lo cual queda reflejado en el uso de energías renovables para calentar el agua se encuentra Bungalows Arena Blanca con una oferta de alojamiento desde 54 euros la noche. También muy cerca de Terra Mítica y para un grupo de amigos de 5 personas, Bungalows Armanello y Bungalows Villasol ofrecen sus cabañas desde 84 y 100 euros la noche respectivamente.

Parque Warner 
San Martín de la Vega, Madrid
El parque temático dedicado al universo del cine presenta esta temporada nuevos espectáculos como el musical de Scooby Doo, novedades en el show de Loca Academia de Policía, una exposición de coches de Batman, la última locura de los Looney Tunes... Los niños y los no tan niños se lo pasan en grande tanto en el Parque Warner, como en su versión acuática, Parque Warner Beach. El Parque Warner Madrid es uno de los parques más vanguardistas por sus atracciones, muchas de ellas únicas en toda Europa, entre las que destacan las cuatro Montañas Rusas de las más altas, grandes y fuertes de España y de toda Europa, la segunda Torre de Caída libre más alta del mundo y decenas de atracciones familiares y para niños.

Entrar en Warner Bros Park es sumergirse en un mundo de película. Se puede pasear por los escenarios que tantas veces hemos visto en la gran pantalla a la vez que se disfruta de infinitas propuestas de diversión: desde lanzarse por las vertiginosas montañas rusas en la zona Súper Héroes World, hasta desfilar como una estrella por el Paseo de la Fama de Hollywood. Los más pequeños, por supuesto, serán eternamente felices en el Cartoon Village, donde pueden cruzarse a cada momento con sus personajes preferidos, como Bugs Bunny, el Pato Lucas o Piolín. En cuanto a las atracciones, habrá que dejar el vértigo en casa si se quiere probar la montaña rusa Supermán, con una caída de hasta 55 metros de altura. Las proyecciones en 3D y las representaciones de películas del oeste son otras de las actividades que hacen de este parque una propuesta irresistible. Las atracciones están perfectamente señalizadas en función de a quién van dirigidas. La zona de Cartoon Village es la favorita de los niños. No en vano, aquí son los reyes. Con su zona peque ampliada.

A tan solo 10 minutos del parque, www.bungalowsclub.com recomienda el Complejo de la Cigüeña, donde poder alojarse en unos bungalows Deluxe de estilo Al Andalus, Bauhause o Zen, tanto en plan familiar, con una oferta para dos adultos y dos niños por tan solo 99 euros por noche, como en plan pareja desde 79 euros por noche con desayuno incluido. 

Parque de la Naturaleza de Cabárceno
Obregón de Villaescusa, Cantabria
No se trata propiamente de un parque de atracciones, ni un zoológico convencional, ni un parque natural. En sus 750 hectáreas acoge a un centenar de especies animales de los cinco continentes en régimen de semilibertad, que se distribuyen en recintos de grandes superficies donde coexisten una o varias especies. Es un espacio naturalizado por la mano del hombre, a partir de la belleza primitiva de su paisaje kárstico, de una antigua explotación minera a cielo abierto. En el Parque de la Naturaleza de Cabárceno la vida se desarrolla en el ambiente más natural posible para los animales que lo habitan. Salvo la alimentación que se les facilita, el resto de las actividades están marcadas por su casi total libertad e instinto. Prácticamente todos ellos desencadenan peleas y luchas en época de celo por el control de las hembras y desde luego, salvo el instinto de supervivencia, el resto de sus sentidos son tan salvajes como en su hábitat natural. En la actualidad por su enorme calidad, las instalaciones del Parque de la Naturaleza de Cabárceno están entre las mejor valoradas por los organismos que vigilan las condiciones de vida de los animales.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno está concebido con fines educativos, culturales, científicos y recreativos, habiéndose convertido en uno de los mayores atractivos turísticos del norte de España. Los más de 20 Km de carreteras que surcan el parque nos conducirán a los diferentes recintos a través de maravillosos desfiladeros, apacibles lagos y sugerentes figuras rocosas. Además, por todo el parque existen numerosas zonas de aparcamiento y sendas que nos permiten descubrir rincones de gran belleza.

Si lo que se está buscando es una escapada para encontrarse con la naturaleza, una buena opción es Bungalows Playa Joyel, dispone de acceso directo a la playa de Ris e incluso un parque de animales propio para los más pequeños. Y una oferta para toda la familia con un bungalow para un máximo de 5 personas por tan solo 105 euros por noche. Otra opción para pasar unos días en plena naturaleza es Bungalows Playa de Oyambre, en pleno Parque Natural de Oyambre, uno de los más hermosos lugares de Cantabria, a tan sólo 1 km de la playa y con espléndidas vistas a los Picos de Europa. Su oferta: un bungalow de madera para 4 personas desde 65 euros la noche.

viernes, 28 de agosto de 2015

10 cosas que te irritan en una habitación de hotel


Lo que más irrita a los españoles en una habitación de hotel
Diez errores fáciles de solucionar que pueden amargar la estancia

Cualquiera que se aloje en una habitación de hotel encuentra algún fallo, en la mayoría de los casos muy evidentes, que podría haberse evitado con un poco de atención. Muchos huéspedes de hoteles se preguntan si al arquitecto, decorador o responsable del hotel se les habrá ocurrido dormir en una de sus habitaciones para comprobar si todo va bien. En muchos casos, la respuesta es no, porque de otro modo se habrían evitado los errores. Algunos son pequeños y otros no tanto, pero casi siempre son fáciles de solucionar y fastidia cuando no se hace. El buscador de vuelos y hoteles Jetcost (www.jetcost.es) ha recogido las quejas de sus usuarios y ha seleccionado lo que más molesta a los viajeros españoles de una habitación de hotel. Hay problemas que pueden estar en la recepción, en el restaurante o en el parking, aquí se reflejan los que afectan a la habitación... Y son muchos.

La llave de la puerta. Los problemas pueden comenzar con la llave que abre la puerta. En la gran mayoría de los casos se trata de tarjetas magnéticas sin número (una buena medida como seguridad si se extravía, aunque es un problema para los faltos de memoria) que a veces hay que usar ya en el ascensor (otra medida de seguridad de la que no siempre se informa) y que en ocasiones no se sabe cómo usar: introduciéndola en una ranura en una dirección u otra, posándola sobre un pomo... El sistema es bueno pero no siempre funciona bien y a veces hay que bajar a recepción para que comprueben que está bien grabada, o que se ha puesto una fecha incorrecta de salida y no funciona, etc. Por cierto, hay quien dice que cuando se finaliza la estancia en el hotel, conviene destruir la tarjeta porque contiene datos del cliente que podrían ser mal usados.

Las luces. La tarjetita muchas veces debe introducirse en una nueva ranura para dar corriente a la habitación y se retira de nuevo al salir. El problema es que hay clientes que quieren tener corriente estando fuera de la habitación: mantener el aire acondicionado para que al volver la habitación esté fresca, poder dejar recargando teléfonos y otros aparatos, dejar alguna luz encendida para que se piense que hay alguien dentro... El ingenio obliga a introducir otra tarjeta de visita, de afiliación, de crédito... para mantener la corriente. Pero este problema es menor; así como encender las luces parece fácil, apagarlas no lo es tanto. Muchas veces es difícil encontrar el interruptor de una determinada lámpara y hay clientes que deben dormir con alguna encendida o que optan por quitar la bombilla o arrancar el enchufe. En algunos hoteles tampoco hay una lámpara cerca de la cama que permita leer. Y algunos de lujo tienen dispositivos para correr las cortinas que no siempre se encuentran fácilmente.

Aire acondicionado. Otro aparato que suele dar problemas es el del aire acondicionado. Por lo general las instrucciones son tan escuetas que cuesta trabajo distinguir el frío del calor, regular la intensidad, programar que se apague automáticamente... Incluso, lo más sorprendente, cuesta trabajo encontrar el mando a distancia escondido en alguno de los cajones de la habitación...

Minibar vacío. Casi todos los hoteles de cuatro o más estrellas disponen de (incluso están obligados a ofrecer) minibar. Sin embargo, cada vez es más frecuente que al llegar a la habitación esté vacío, eso sí con un cartelito que indica que llamando a recepción lo pueden rellenar o que se elija qué bebidas se quieren. Nada fastidia más que llegar a la habitación con sed o cansado al terminar una jornada en busca de una copa y descubrir que el bar está vacío. No se entiende fácilmente por qué se hace eso. Es verdad que algunos clientes pueden abusar y no declarar las bebidas consumidas, dar el cambiazo en algunas botellas rellenándolas con agua u otros líquidos y que se requiere de personal que revise habitación por habitación lo que se ha consumido y reponerlo. Pero también es verdad que los precios de las bebidas en el minibar compensan esas molestias: cuatro o cinco euros por una cerveza cuyo coste es 30 céntimos, botellín de whisky al precio de botella completa, mini de vino corriente al precio de botella de un buen reserva... La habitación de un hotel debe ser lo más confortable posible y tomar una copa cuando se desea forma parte de ese confort.

Exceso de letreros. Algunas habitaciones de hotel parecen tablones de anuncios. Están llenas de letreros que informan o avisan sobre casi todo. Además del evidente cartelito de no molestar o arreglar la habitación que se cuelga en la puerta, están los de los canales de la tele, los servicios que ofrece el hotel, la encuesta sobre satisfacción, la de posibles fallos en la habitación, los precios del minibar (incluso cuando está vacío), los de prohibido fumar... Por cierto dos letreros curiosos que ha conocido Jetcost indicaban no solo que estaba prohibido fumar, sino que caso de hacerlo habría que pagar una multa de 70 euros por el servicio adicional de limpieza; el otro advertía que no se podían sacar alimentos del buffet de desayuno, aunque se ofrecía la posibilidad de crear su propia “Lunch Box” por solo 7,50 euros.

La luz del espejo. En el cuarto de baño es donde se acumulan un mayor número de fallos. Uno de los más frecuente es situar las luces del espejo en el techo, de forma que no iluminan bien el rostro cuando hay que afeitarse o maquillarse. Las luces debe estar en la misma pared del espejo para que den directas sobre el rostro, como suele verse en los camerinos para que iluminen la cara sin problemas.

Los mandos de los grifos. Algunos son tan de diseño que cuesta trabajo saber como funcionan, especialmente los de la bañera y la ducha y no es raro darse un chapuzón antes de descubrir el manejo, o quemarse o helarse al no saber cual controla el calor del agua. También saber cómo se cierra la bañera puede requerir un curso. El tema es especialmente grave en algunas habitaciones de lujo que ofrecen jacuzzi. Las instrucciones suelen ser complicadas. Usuarios de Jetcost han comentado que han debido llamar a recepción para saber cómo utilizarlo.

La distribución de los complementos. Parece que el arquitecto que proyecta un cuarto de baño o el propietario que lo paga (no digamos cuando se trata de cientos de ellos) debe saber que el aparato para el papel higiénico debe estar a la izquierda y a una altura razonable, ya que la mayoría de los clientes son diestros y es la forma cómoda de usarlo, el toallero grande junto a la ducha o bañera, que en la ducha haya una repisa para dejar la esponja o los frasquitos con gel o champú, que el secador de pelo esté cerca del espejo y que haya cortinillas o mamparas que impidan que se inunde el suelo con cada ducha... Bueno, pues no lo saben.

Las amenities. Curiosamente es una de las cosas que los clientes más aprecian en el cuarto de baño (también las que siempre se llevan a casa). Aunque naturalmente tienen un coste, queda ampliamente compensado en el precio de la habitación. Sin embargo hay una tendencia creciente a no reponerlas durante toda la estancia, lo que a muchos parece un poco cutre, y también se echan en falta algunas cosas. Muchas mujeres se quejan, por ejemplo, que se suela incluir maquinillas de afeitar pero nadie piense en una compresa para casos urgentes.

Gastos innecesarios. Finalmente, muchos de los clientes de Jetcost estiman que, aunque hay carencias y errores, los hoteles incluyen servicios que no siempre son necesarios y que hacen encarecer la habitación. Muchos de ellos apuestan por aplicar la teoría “low cost” a los hoteles, de forma que se vaya pagando menos si se prescinde de algunos servicios. Ejemplos: si no se requiere limpieza diaria y hacer las camas, 15 euros menos; si no se cambian las toallas (no por el medio ambiente y el gasto de agua; pura economía), 10 euros menos; si no se quiere tele o minibar o amenities, o la Biblia en la mesilla, otros 10 euros menos... De esta forma las habitaciones costarían menos y se ocuparían más, como ocurre en los aviones. 

Sobre Jetcost:
Jetcost es un buscador de viajes que permite a los usuarios buscar y comparar precios de vuelos, hoteles y coches de alquiler. El metabuscador de viajes de Jetcost está disponible a través de la web www.jetcost.es y de sus aplicaciones para móvil, permitiendo a los usuarios encontrar las mejores ofertas mediante la comparación de precios de cientos de agencias de viajes y aerolíneas. Desde su creación en Francia en 2006, Jetcost se ha convertido en uno de los principales buscadores en Europa. En la actualidad está disponible en más de 30 países y en proceso de expansión en Sudamérica y Asia.

lunes, 24 de agosto de 2015

Las mejores terrazas de Lisboa

Las mejores terrazas de Lisboa para disfrutar del atardecer o como mirador

Lisboa es una de esas ciudades que merece ser contemplada desde las alturas, con el atardecer y el río Tajo como telón de fondo. En verano, las terrazas de los tejados son uno de los lugares más concurridos por lisboetas y turistas, que se acercan para tomar una copa con amigos y disfrutar de un rato agradable.


Si este verano has elegido Lisboa como destino vacacional, no olvides recorrer algunas de las mejores terrazas de la ciudad como complemento de una visita a Lisboa :

1. Silk Club. Situada en lo alto del Edificio Espaço Chiado, se trata de una de las direcciones más exclusivas en Lisboa desde su apertura en 2008. Ofrece una vista panorámica de 360º del centro histórico de la ciudad y una decoración minimalista, con un espacio sofisticado de ambiente chill-out para desconectar. De martes a sábado sirve cena japonesa y cócteles hasta altas horas de la noche, acompañados de la música de su DJ residente.

2. Sky Bar. En el tejado del hotel Tivoli, situado en la famosa Avenida da Liberdade, podemos encontrarnos esta zona lounge con sofás, desde donde admirar el Tajo, la Baixa y el Castillo de San Jorge. Cuenta con una carta de cócteles y otra de comida ligera, ideal para el final de la tarde.

3. Rooftop Bar – Hotel Mundial. Situada en el noveno piso del hotel Mundial de Lisboa, esta terraza nos ofrece las mejores vistas del Castillo de San Jorge, la Baixa y el Chiado. Abre sus puertas para tomar algo antes de cenar, pero también invita a terminar ahí la noche con un cóctel al son del jazz. 

4. Varanda do Castelo. Este bar panorámico está situado en la última planta del hotel Vintage Lisboa, en la Avenida da Liberdade. Abre de primavera a verano al final de la tarde y ofrece una carta de tapas y cócteles variados servidos al son de la música.

5. UpScale Bar. A diferencia del resto de terrazas, que se encuentran en el centro histórico, esta se encuentra en la zona moderna de la ciudad, en el hotel de lujo EPIC SANA Lisboa. Es uno de los imprescindibles a visitar en verano, ya que cuenta con una gran piscina (de pago), una amplia variedad de cócteles de fruta y los mejores éxitos de la música pop actual en un ambiente chill-out.

6. Deck 7. Aquellos que quieran disfrutar de un buen cóctel o gin tonic en un ambiente acogedor, íntimo y con una atmósfera refrescante, pueden acercarse a este lounge bar situado en lo alto del hotel Porto Bay Liberdade.

7. Terraza Chill-Out Limão. Situada en la décima planta del hotel H10 Duque de Loulé, este espacio cuenta con dos zonas diferencias: una cubierta y otra al aire libre, ofreciendo unas increíbles vistas de la ciudad proyectada en el Tajo.

8. Terraza BA. Premiada con la cuarta mejor vista del mundo que ofrece una terraza de hotel, se encuentra en el último piso del famoso hotel Bairro Alto, de 5*. Se trata de uno de los lugares más famosos de Lisboa y apreciados por todos, ideal para vivir buenos momentos con la mejor compañía contemplando una vista única del río, de los antiguos tejados de la capital lusa y de la puesta de sol por detrás del Puente 25 de Abril. En ella los visitantes pueden desayunar, almorzar, tapear, beber unas copas al final de la tarde, cenar o relajarse leyendo un libro, al son de buena música chill-out.

9. Zambeze Restaurante. Localizado en el centro histórico de Lisboa, entre Largo do Caldas y el Castillo de San Jorge, este restaurante goza de una vista soberbia de la Baixa lisboeta y el río. Está instalado en la última planta del antiguo Mercado Chão do Loureiro y ofrece la mejor gastronomía tradicional, con una presentación recreada y una sorprendente fusión de sabores africanos.

10. Terraza Hotel Altis Avenida. En el último piso de este hotel de la Plaza de los Restauradores podemos encontrarnos con su terraza, que ofrece una de las vistas más espectaculares de la ciudad. En este espacio se dan cita todos aquellos que quieren sentir la verdadera alma de Lisboa, rodeados de un ambiente elegante y actual. Destaca por su labor de preservación del edificio, con un panel original de azulejos que retrata la más antigua vista de Lisboa, fiel al período del Rey D. Afonso Henriques, el primero de Portugal.

Acerca de Turismo de Lisboa
Turismo de Lisboa es una asociación sin fines lucrativos, formada por entidades públicas y privadas que operan en el sector turístico creada en 1998. Esta entidad tiene como objetivo principal unir esfuerzos para mejorar y desarrollar la promoción de Lisboa como destino turístico entre los mercados emisores, tanto en la vertiente de viajes de vacaciones como en la de congresos e incentivos.

Entre los objetivos de sus fundadores destaca la necesidad de potenciar la dinámica creada con la EXPO’98 y dotar al destino turístico “Lisboa” con una entidad que correspondiera exactamente a ese espíritu y que consiguiera superar con éxito los grandes desafíos futuros. Ya forman parte de Turismo de Lisboa entidades públicas y empresariales, encontrándose entre ellas las más importantes empresas que ejercen su actividad en el sector del turismo de la ciudad de Lisboa y sus alrededores. En este momento hay cerca de 700 asociados en este proyecto.

Oficina de Turismo de Lisboa: http://www.visitlisboa.com

miércoles, 19 de agosto de 2015

El tobogán más largo del mundo

El tobogán más largo del mundo estará en Londres

El tobogán más alto y más largo del mundo abrirá sus puertas en Londres la próxima primavera en el Parque Olímpico de la Reina Isabel y se podrá disfrutar de él por un coste entorno a las cinco libras, unos siete euros.
La torre de acero Orbit, diseñada por el escultor anglo-indio Anish Kapoor y ubicada junto al Estadio Olímpico de Londres, va a ser transformada en el “tobogán más alto del mundo”, anunció hoy la London Legacy Development Corporation (LLDC), encargada de gestionar el legado de los Juegos Olímpicos.
La torre, de 114,5 metros y la más alta del Reino Unido, será remodelada y abierta al público con el nuevo tobogán en primavera del próximo año.
Desde sus dos plataformas panorámicas se pueden disfrutar de unas vistas incomparables de la ciudad desde el Este (se alcanza a ver hasta más de 30 kilómetros).
Los maestros del diseño y el arte contemporáneo Anish Kapoor y Cecil Balmond crearon una torre con una forma novedosa que no se eleva en línea recta, sino en forma de órbita; una línea continua que da vueltas arriba y abajo sobre sí misma.
El nuevo tobogán dará cinco vueltas rodeando a esta torre y luego caerá en una recta final de 50 metros, acumulando una longitud total de 178 metros, que se completaría en unos 40 segundos, según informa la entidad gestora del parque. El tubo será de color rojo y tendrá partes transparentes para que sus usuarios puedan tener una vista única y espectacular de Londres.

lunes, 17 de agosto de 2015

El vuelo más largo del mundo

La aerolínea Emirates operará el vuelo más largo del mundo en un trayecto directo sin escalas

El vuelo de 17 horas y media, unirá Panamá y Dubái

El nuevo servicio, que se iniciará con un vuelo diario, utilizará un avión Boeing 777-200LR capaz de transportar 15 toneladas de carga y que tendrá disponibles 266 asientos

El vuelo recorrerá 13.821 kilómetros en 17 horas y 35 minutos y superará el tiempo de ruta entre Sydney (Australia) y Dallas (EEUU), de la aerolínea australiana Qantas Airways, que hasta ahora tenía el record de ser el trayecto directo más largo del mundo.

Está previsto que el primer vuelo, Emirates EK251, se opere el 1 de febrero de 2016: partirá de Dubái a las 8:05 y llegará a Ciudad de Panamá a las 16:40, una ruta que se repetirá a diario.

El vuelo de regreso, el EK252, también diario, despegará del Aeropuerto Internacional de Tocumen a las 22:10 hora local, para llegar a Emiratos a las 22:55 del día siguiente.

viernes, 14 de agosto de 2015

Las mejores bibliotecas del mundo

Las bibliotecas más hermosas desde un punto de vista de su arquitectura y belleza

La selección se realiza no por los libros que contienen ni por la importancia de la cultura en forma de libros que atesoran sino por su belleza arquitectónica


1. Trinity College Library, Irlanda

La universidad Trinity College de Dublín es la universidad más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Fue fundada en 1592 por la reina Isabel I.
Alberga la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda. Desde 1801 recibe un ejemplar de todas las obras publicadas en Irlanda y Gran Bretaña, gracias a lo cual, actualmente posee casi tres millones de libros repartidos en ocho edificios. El edificio de la Antigua Biblioteca, construido entre 1712 y 1732, es el más antiguo de los que se conservan. La sala principal, conocida como "Long Room" (Habitación Larga), tiene 65 metros de largo y contiene más de 200.000 de los libros más antiguos de la biblioteca.

2. Biblioteca Nacional de Francia, Francia

También conocida como BNF, es la biblioteca más importante del país y una de las más destacadas a nivel mundial. Las colecciones físicas que alberga están estimadas en alrededor de 30 millones de volúmenes y cuenta además con una destacada biblioteca digital de documentos e imágenes: Gallica.

La sede de la Biblioteca Nacional de Francia se encuentra en el llamado "sitio Miterrand", el moderno edificio abierto al público en 1998 en el distrito XIII, pero sus actividades se desarrollan además en otros edificios y delegaciones en Paris y otros lugares de Francia

3. Biblioteca del Monasterio Wiblingen, Alemania

El Monasterio de Wiblingen fue una abadía benedictina y posteriormente fue usada como barracones militares, ubicada al sur de la ciudad de Ulm. Actualmente en el Monasterio podemos encontrar su hermosa biblioteca, una de las más hermosas y completas del mundo la cual es notable para los historiadores del arte debido a su rica ornamentación del techo y frescos.

4. La Biblioteca de El Escorial, España

La primera piedra del Monasterio del Escorial fue colocada el 23 de Abril de 1563, y 21 años más tarde se colocaría la última: el 13 de Septiembre de 1584 (14 años después, también en un 13 de Septiembre -1598- fallecería el rey). Los primeros libros llegaron a El Escorial ya en 1565, seis años antes de que el edificio comenzara a ser habitado (junio de 1571).

El primer lote estaba compuesto de unos 42 libros, al parecer duplicados de los que había en palacio, y se depositaron en la sacristía de la villa de la Fresneda, para uso de los primeros monjes jerónimos. [La Fresneda, hoy llamada La Granjilla, fue pueblo antiguamente. La compró Felipe II en 21.822.227 maravedíes, en 1563, y en ella construyó un palacete, y una casa de recreo para los monjes de San Lorenzo, con estanque de riego y pesca, arboleda y flores. Está cercana a la villa de El Escorial].

Al año siguiente [1566] llegó una nueva remesa de libros, esta vez de mayor calidad, procedentes, como los anteriores, de la biblioteca particular del monarca. Entre ellos se encontraban algunos originales únicos, como el famoso "Códice Aureo", que contiene los evangelios en letras de oro; el célebre "Apocalipsis Figurado" de la Casa de Saboya; el que todavía hoy es el manuscrito más antiguo de la Biblioteca, el "De Baptismo", de San Agustín, que hasta el siglo XIX se creyó autógrafo;  y unos "Evangelios griegos" que se atribuían a la pluma de San Juan Crisóstomo.

En los años siguientes siguió aumentando el número con nuevas donaciones reales, más algunos lotes de procedencias diversas, como la colección de libros del preceptor del príncipe Carlos, Honorato Juan, y algunos valiosos del arzobispo de Valencia, Martín de Ayala, de modo que a finales de 1568 se contabilizaban 1044 volúmenes, entre impresos y manuscritos.

Una vez creado el núcleo de la Biblioteca, el rey, en su empeño por lograr una Librería Nacional, que se fuera enriqueciendo aceleradamente con manuscritos e impresos de primera calidad, acudió a pedir consejo y logró implicar en su proyecto a eminentes hombres de la política y de las letras en España. Tres embajadores se distinguieron especialmente en la consolidación de los proyectos del rey fuera de nuestras fronteras: Diego Gómez de Silva desde Venecia, Francés de Álava desde Francia y Benito Arias Montano en Flandes, contaron entre sus cometidos diplomáticos con el compromiso de adquirir libros para la nueva biblioteca del rey. Dentro de España, el célebre humanista cordobés Ambrosio de Morales recibió el encargo de viajar por los antiguos reinos de León y de Galicia y el principado de Asturias en busca de códices valiosos. De este modo, cuando el 26 de junio de 1575 se levantó acta de la entrega de la librería a la comunidad de los jerónimos, había ya unos 4.000 volúmenes reunidos. Desde ese momento y durante más de un siglo, la biblioteca de El Escorial fue acogiendo entre sus fondos otras bibliotecas particulares, cada una de las cuáles era valiosa por sí misma.

5. Biblioteca del Monasterio de Melk, Austria

La biblioteca se eleva dos plantas y posee aproximadamente 80.000 volúmenes de obras de un valor incalculable. El Kaisergang (Galería de los emperadores) se extiende por 198 mts, decorada con retratos de la realeza austríaca.

6. Biblioteca Geral, Universidad de Coimbra, Portugal

7. Handelingenkamer, Holanda la biblioteca del ministerio de Justicia de Holanda

Con tan sólo 13 metros de largo y seis de ancho es considerada una de las bibliotecas más bonitas del mundo

8. Biblioteca de la Universidad Tecnológica de Delft, Holanda

La Universidad Técnica de Delft es uno de los centros de enseñanza universitaria más importantes de Europa en las ramas de la ingeniería y la arquitectura. Su curiosa biblioteca es un edificio representativo de los últimos avances tecnológicos al servicio de la información y el conocimiento.

La propuesta que desarrollaría el equipo Mecanoo en este edificio es muy sensible al lugar extendiendo el espacio público frente al auditorio de la Universidad, como una alfombra de césped que asciende hasta formar su cubierta. A esta superficie inclinada se le contrapone una forma cónica que actúa como gran lucernario para iluminar el espacio central del edificio.

En su interior, una gran pared de cuatro plantas sirve como espacio de almacenaje a la vista del grueso de la colección de libros que alberga. Al mismo tiempo este gran lienzo pintado de azul cobalto se plantea como membrana divisoria entre los espacios públicos accesibles a los lectores y las zonas de servicios y oficinas administrativas. En sus laterales se sitúan espacios aislados de trabajo en grupo y también una gran sala de ordenadores con acceso a Internet que es muy popular.

Todo el conjunto cubierto está organizado alrededor de un gran atrio central a múltiples alturas que está presidido por la imponente masa del cono que se incrusta en su parte central. Este poderoso volumen cónico, actúa como gran difusor de la luz que entra desde arriba, gracias a su recubrimiento de enfoscado rugoso blanco. Este recinto de planta circular se usa también como espacio de lectura dividido en varias plataformas iluminadas cenitalmente. Al mismo se accede por una escalera helicoidal que va dando servicio a los diferentes ambientes destinados a los usuarios.

El edificio se plantea con inteligencia frente a la implantación y al ahorro energético. Su configuración no se entendería sin el edificio brutalista del auditorio vecino que proyectarían Van der Broek y Bakema en la década de los 60, con el dialoga y homenajea hasta cierto punto. La composición de la planta funciona actuando como un mecanismo de compresión y expansión espacial cuyo punto de más intensidad es la propia puerta principal. La disposición distorsionada de fachadas inclinadas y diagonales permite además un mejor encaje y aprovechamiento de la ortogonal parcela en que se sitúa. En este caso, la estructura metálica tiene un papel irrelevante en la composición del edificio colocándose los soportes sin orden, de una manera irregular y de acuerdo a las necesidades en la mayor parte de la superficie.

Su cubierta vegetal a modo de pradera artificial accesible genera un gran aislamiento térmico y su orientación solar es muy apreciada por los estudiantes y usuarios como espacio de descanso. Al mismo tiempo, la disposición de sus aberturas laterales y el gran lucernario principal generan una iluminación tenue adecuada a la lectura. El tratamiento de materiales, colores y mobiliario dotan al edificio con una sensación de gran calidez acentuando la sensación general de recogimiento y confort. En esto último, juega un especial papel la madera de color claro en pavimentos, carpintería, panelados y mobiliario.

9. Biblioteca de la Abadía de St. Gallen, Suiza

La Biblioteca de la Abadía de San Gall es la biblioteca más antigua de Suiza y cuenta con unos 160.000 volúmenes. La biblioteca fue fundada por San Othmar, quien fundó la Abadía de San Gall en el año 719. Esta es una de las bibliotecas-monasterio más antiguo en el mundo, y cuenta con manuscritos que se remontan al siglo octavo.

10. Biblioteca Admont Abbey, Austria

La mayor biblioteca monacal del mundo.

¡Verdaderas obras de arte! Lo importante en ellas no es la lectura si no disfrutar de sus salas ya sea con un libro o no.

Parking Aeropuertos