jueves, 22 de diciembre de 2011

Errores cena de Navidad de Empresa

Lo que no se debe hacer en la cena de Navidad de la empresa

Los que tengais la suerte de tener cena de Navidad de empresa quiere decir que cuanto menos tenéis trabajo algo que en España actualmente es un lujo y si además vuestra empresa celebra cena de Navidad y os invita es que las cosas no le van mal.


Vamos a repasar los mayores errores que suelen producirse en las cenas de empresa. Un evento laboral como este deberíamos aprovecharlo para mejorar tanto nuestra reputación laboral como conocer más de esos compañeros de trabajo que en muchos casos vemos y pasamos más tiempo con ellos que con nuestra propia familia.

1.Beber en exceso. Es el delito más común y también el más atroz. Si estás totalmente desinhibido por haber tomado demasiado alcohol, no sólo te pasarás con los compañeros, sino sobre todo con los subordinados y con los superiores, que es peor en ambos casos. No esperes que la gente lo pase por alto, de hecho, esto será lo que se recordará en la oficina hasta que llegue un nuevo cotilleo. Reza por que sea pronto y el siguiente día laboral después de la fiesta pide disculpas a cualquier persona que pudiera sentirse ofendida.

2.Vestir sugerentemente. Hay muchas otras ocasiones durante el año para ponerse vestidos sexys, elegir este día es un tremendo error. Si vas enseñando escote, si, es posible que muchos de los compañeros interactúen contigo esa noche, pero no beneficia en absoluto tu posición en la empresa. ¿Es por esto por lo que quieres que recuerden tu asistencia a la fiesta? No importa lo festiva que sea la celebración, no olvides que estás en una reunión de empresa.

3.No asistir. Sobre todo, si no tienes una muy buena excusa. La dirección de la empresa organiza una fiesta para quedar bien con los empleados y proporcionar una ocasión de construir mejores relaciones entre el personal de la organización fuera de la oficina. Si no vas, estás demostrando tu falta de compromiso con la empresa. Si tienes un compromiso personal ineludible, házselo saber a tu jefe personalmente.

4.- Aprovechar para descalificar. El formar un grupo dentro de la propia cena para cuchichear y descalificar a otros compañeros o jefes es de lo peor, mira que no hay momentos sin que te vea el resto de la oficina.

5.Coquetear. Con tus compañeros o aún peor, con sus acompañantes. Aunque apetezca en un ambiente festivo y sobre todo mezclado con el alcohol, sería otro de los grandes errores: Es inoportuno, inesperado y no suele ser bienvenido por parte del otro. Además, en según qué condiciones, podría acabar en una denuncia por acoso sexual. El evento se supone que es para reforzar las relaciones entre el personal, pero no de este tipo.

6.Traer a los niños. O a otras personas que no estaban invitadas. Todo esto te distrae de la misión de la fiesta de la oficina, además de estar mal visto por tu superior y desmontar las previsiones de comida, bebida o posibles regalos. Por lo general, en la invitación podrás comprobar quién es bienvenido y quién no.

7.Olvidar que es un evento laboral. Aunque sea una fiesta, no es el momento de quejarse ni del jefe ni de la empresa, sino para conocer a tus compañeros y trabajar mejor en el futuro. También es el mejor momento para causar una buena impresión ante los jefes. Como en la oficina, escucha más de lo que hablas aunque no sea de trabajo.

8.- Criticar la cena y el restaurante elegido. Ya sabemos que por estas fechas la hosteleria está a tope y muchos de los restaurantes admiten más cenas de las que deberían. Además algunos comenten el error de aprovecharse de los clientes. Esta mala práctica no puede afectar al evento en sí, si algo no te gusta no es buen momento ese día para armar jaleo.

9.Ser el último en irse. Aunque te lo estés pasando mejor de lo que esperabas, quedarte demasiado tiempo tampoco es bueno, ya que puedes exceder el tiempo que los jefes habían planeado. Además, la posibilidad de cometer todos los errores mencionados anteriormente aumenta con el paso de las horas. Habla un poco con todo el mundo, y con cierta gracia, despídete de todos. Así conseguirás mantener tu reputación intacta para poder asistir a la próxima fiesta sin morirte de vergüenza

10.- Irse para casa con alguien del trabajo y "fardar" de ello al día siguiente imperdonable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking Aeropuertos