lunes, 17 de febrero de 2014

Visitas Karlovy Vary

Visitas recomendadas a Karlovy Vary, la ciudad balneario que nunca duerme

Sin duda una ciudad elegante, dinámica y rebosante de vida, Karlovy Vary dista mucho de la imagen forjada en el imaginario colectivo a golpe de leyenda. 
Si nos preguntamos que ver o que visitar en esta ciudad de la República Checa sobre todo si tal y como se titula este blog queremos centrarnos en sólo 10 visitas recomendadas tendremos una difícil decisión. Y es que más allá de sus deliciosas aguas termales, la ciudad posee una amplísima oferta cultural que le otorga el contrapunto ideal a la relajación propia del vital elemento. Un lugar en el que poder desconectar del mundo y de sus leyes y, al día siguiente, vivir más intensamente que nunca devorando con avidez alguna de las muchas actividades culturales que se dan cita en esta apasionante urbe.

No en vano, nos hallamos ante el segundo lugar más visitado de la República Checa. Desde tiempos del emperador Carlos IV, su fundador, la fama de la ciudad ha atravesado las fronteras de Bohemia alzándose como símbolo de elegancia en toda Europa. Así, personalidades como Goethe, Beethoven, Mozart, Bach, Marx, Freud o Robert Redford, por citar algunos, han acudido hasta Karlovy Vary para resguardarse del mundanal ruido entre las exquisitas columnatas que cubren sus centenarias fuentes.

Para comprender qué tipo de energía descansa bajo la ciudad, la mejor opción es visitar la Columnata Vřídelní sobre el géiser llamado Vřídlo. Aquí, las aguas tienen una temperatura por encima de 73°C y la presión del chorro alcanza alturas de hasta 12 metros. 

 Un paseo por el casco histórico que bordea el río Teplá, revela calles de elegantes arcadas como Mlýnská o Tržní,  los majestuosos edificios del teatro,  los baños Imperiales o  la iglesia de Santa María Magdalena, entre otros. Conviene subir hasta alguno de los miradores que ofrecen maravillosas panorámica de la ciudad. Un teleférico nos elevará hasta el mirador Diana, desde donde la mirada podrá abrazar la inmensidad.

Karlovy Vary goza de una profusa vida cultural. La ciudad es escenario de uno de los festivales cinematográficos (www.kviff.com) más antiguos e importantes de Europa, celebrado anualmente durante el mes de julio, así como de festivales de jazz (www.kviff.com) de prestigio internacional o festivales de música clásica tan antiguos y reconocidos como el Otoño de Dvořák (www.karlovyvary.cz/en/dvorak-autumn-2013-0) o el exquisito festival de los Días de Beethoven (www.karlovyvary.cz/en/beethoven-festival-days-2013-2).

Además, durante el mes de mayo la ciudad inaugura oficialmente la temporada alta de los balnearios con varios eventos entre los que no faltan el desfile encabezado por el fundador de la ciudad a caballo, la bendición de los manantiales de aguas minerales, un mercado de artesanías y conciertos, entre otros actos culturales y sociales. Más información en www.karlovy-vary.cz/en/opening-spa-season

La gracia de la ciudad es tal, que la nobleza europea ha convertido a Karlovy Vary en lugar de sus encuentros. Durante un fin de semana de abril cientos de aristócratas se reúnen en la ciudad y celebran  bailes, conciertos, carreras de caballos y otras actividades culturales, deportivas o eventos sociales. Todo un espectáculo para los visitantes que durante esos días asistirán a desfiles improvisados de ropas caras y coches de lujo. Más información en www.karlovy-vary.cz/en/meeting-european-aristocracy-karlovy-vary

Pero no solo Karlovy Vary merece una visita. En la zona existen otros muchos centros de interés que harán las delicias de todos aquellos que dispongan de un poquito más de tiempo. El palacio de Bečov nad Teplou, sin ir más lejos, alberga el precioso relicario de San Mauro, uno de los ejemplos más hermosos del arte medieval en Europa.

Por otro lado, el maravilloso pueblo de Loket, destaca por poseer un precioso casco histórico y un majestuoso castillo gótico. Además, en su anfiteatro al aire libre se programan conciertos de grupos nacionales e internacionales desde finales de mayo hasta finales de agosto.

En Mariánské Lázně, famoso balneario de la región, a principios de julio tiene lugar el festival Jazz Spa, mientras que durante la segunda quincena de agosto se homenajea a Chopin con un festival que lleva su nombre y que este año celebra su 55ª edición.

Pero antes de poner fin a una estancia en Karlovy Vary debemos hacernos con alguno de sus preciados productos locales. Entre los más significativos figuran, sobre todo, los productos de la famosa fábrica de cristal Moser, la porcelana de Karlovy Vary Thun, el exquisito licor de hierbas Becherovka o tradicionales obleas de distintos sabores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking Aeropuertos