domingo, 19 de octubre de 2014

Los famosos más temidos por las compañías aéreas por sus problemas con el alcohol


Viajar bebido a bordo de un avión es algo más frecuente de lo que se cree. El potente buscador de vuelos Jetcost (www.jetcost.es) ha recopilado los casos más sonados de personajes famosos que han viajado o han tratado de viajar pasados de alcohol.

Jonathan Rhys-Myers, protagonista de películas como “Match Point”, simboliza estos dos ejemplos, ya que fue vetado de por vida por United Airlines por beber sin medida y perder el control en uno de sus vuelos con destino a Los Ángeles y también fue detenido en el aeropuerto de Dublín por embriaguez y alteración del orden público cuando trataba de tomar un avión hacia el Reino Unido. 

El actor francés Gerard Depardieu, que reconoció hace pocos días que bebe entre 12 y 14 botellas de alcohol al día, estuvo bebiendo antes de subir a un avión de Citijet, filial regional de Air France que cubría la ruta París-Dublín. Una vez dentro, pidió permiso para ir al baño durante la fase de despegue, a lo que la azafata le conminó a esperar un cuarto de hora a que el avión hubiese despegado ya que el baño se encontraba cerrado hasta entonces. Depardieu empezó a gritar "Quiero mear, quiero mear" antes de bajarse la bragueta y orinar sobre la moqueta del avión. Sorprendentemente, y a pesar de causar un retraso de dos horas, el actor no se llevó ninguna reprimenda ni sanción por parte de la compañía.

El austríaco Helmut Berger, actor fetiche y pareja de Luchino Visconti durante 12 años, pasó el tiempo de espera hasta el despegue de muy mal humor y con una botella de champán. Ya en el avión de la aerolínea Qantas rumbo a Singapur, el que fuera considerado en los años 60 y 70 "el hombre más bello del mundo", siguió consumiendo una cerveza tras otra hasta que el personal de vuelo se negó a ofrecerle más bebidas alcohólicas. Ante la amenaza de aterrizar en Dubai y echarle del avión si no cambiaba de actitud, Berger se calmó un poco pero no dejó de lanzar insultos al personal de vuelo.

El vocalista de Oasis, Liam Gallagher, y la cantante Lily Allen, fueron vistos en estado de ebriedad durante un viaje en avión de Londres a Japón, y protagonizaron algunos desmanes durante el vuelo. Ambos artistas británicos, que tenían previsto participar en un festival de Rock en Japón, coincidieron en el viaje de once horas con la aerolínea Virgin Atlantic, y decidieron emborracharse juntos. Las azafatas de la nave intentaron hacer callar a Gallagher y Allen durante el vuelo, debido a que estaban haciendo mucho ruido, gritando y maldiciendo.Liam y Lily comenzaron la maratón de alcohol antes de que el vuelo despegara, y continuaron con la fiesta incluso después del aterrizaje.

Una de las últimas fotografías que se conocen del exitoso actor Philip Seymour Hoffman, recientemente fallecido por una sobredosis de heroína, fue tomada durante un vuelo que realizó desde Atlanta hasta Nueva York, tres días antes de su muerte. Según TMZ, Hoffman viajó "borracho, después de haber pasado la tarde previa al vuelo bebiendo". 

A David Hasselhoff, mundialmente famoso gracias a la serie de televisión "Vigilantes de la playa", se le impidió el acceso a un avión de British Airways con destino a Los Ángeles debido a su avanzado estado de embriaguez.Mientras esperaba la salida de su vuelo en el aeropuerto londinense de Heathrow, el actor se bebió, al parecer, varias botellas de cerveza y chupitos de whisky y se le vio titubeando, mascullando y tratando de seducir a la dependienta de una tienda. El personal de British Airways explicó al actor que no podía subirse al avión, en lo que él estuvo de acuerdo, ofreciéndoles una plaza en otro vuelo cuando se encontrara en mejores condiciones.

Uno de los casos más graves detectados por Jetcost es el del actor Bronson Pelletier, conocido por dar vida a”Jared” en la saga cinematográfica de “Crepúsculo”: fue arrestado en el aeropuerto de Los Ángeles debido a que orinó en estado de ebriedad delante de decenas de personas. El joven, quien trabajó al lado de Robert Pattinson y Kristen Stewart, estaba totalmente borracho. Las autoridades lo bajaron del avión donde iba a viajar y si bien un trabajador del aeropuerto quiso calmarlo, no lo logró. Al ser arrestado los policías se percataron de que traía consigo una importante cantidad de droga y lo diagnosticaron como “muy intoxicado” como para poder viajar ese día.

La famosa cantante de Barbados Rihanna al menos no se emborrachó en el aeropuerto, ni en el avión, directamente no llegó a coger el vuelo programado debido a que se fue de juerga con Jay Z y Kanye Wet en Londres después de su concierto y no pudo despertarse para acudir al aeropuerto.

España también tiene su caso. Famoso fue el incidente que protagonizó el cantante Melendi, que fue detenido "por desobediencia al comandante" del vuelo de Iberia 6401, que cubría la ruta Madrid-México y que regresó al aeropuerto madrileño de Barajas dos horas después de despegar porque estimó que no podía garantizar la seguridad del pasaje ante la actitud "violenta y agresiva" del músico, que viajaba en clase preferente junto a una mujer. El comandante del avión pidió disculpas a los casi 200 pasajeros tras aterrizar de regreso en Barajas y explicó que el cantante y su acompañante habían creado incidentes con la tripulación al impedirles tomar bebidas alcohólicas. El responsable del vuelo afirmó que, desde el principio, se pusieron a beber y que ambos intentaron agredir al sobrecargo cuando no se les sirvió más alcohol, además de proferir insultos y mostrar actitudes agresivas contra las azafatas. El cantante asturiano justificó su actitud por el miedo a volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking Aeropuertos