miércoles, 27 de mayo de 2015

Los peores comportamientos ó perdidas de papeles de los actores en los hoteles


Los actores famosos son admirados por decenas de miles de personas que los persiguen allá donde actúan y ven sus películas. Sin embargo, la actitud de sus seguidores tal vez sería distinta si supieran cómo se comportan sus ídolos en la intimidad de un hotel. El potente buscador de vuelos y hoteles www.jetcost.es  ha seleccionado algunos de estos comportamientos.

Hot Shots! Charlie Sheen, el que fuera el actor mejor pagado de la televisión con un sueldo de 1,25 millones de dólares por episodio de la serie “Dos hombres y medio”, se encontraba en Nueva York con su ex mujer Denise Richards y sus dos hijas de seis y cinco años cumpliendo unos compromisos profesionales y tratando de dar sensación de unidad de cara a las pequeñas. Pero la cosa se torció, ya que Charlie decidió salir a tomar unas copas, cuando volvió a su habitación del Hotel Plaza de Nueva York a las dos de la mañana acompañado de una desconocida, se dio cuenta de que había perdido la cartera y según afirman fuentes del hotel "rompió en cólera". Destrozó una lámpara de araña y las sillas y las mesas volaron por la habitación. Cuando las autoridades, avisadas por la joven que le acompañaba, entraron en la habitación lo encontraron desnudo y totalmente borracho. Sheen acabó yendo al Hospital de Nueva York acompañado por su ex esposa. Horas más tarde a su representante no se le ocurrió nada mejor que decir que el incidente podía haber sido provocado por "una reacción alérgica a un medicamento".

Todo eso y más. La actriz Amanda Bynes se encontraba alojada en el Hotel Ritz Carlton de Nueva York, donde por lo visto la lio parda en su habitación, no solo dejó montones de basura y cenizas, si no que destrozó una alarma contra incendios para poder fumar marihuana. Al percatarse de lo que estaba ocurriendo, el encargado del hotel pidió a Bynes que abandonara la habitación por haber fumado la yerba y por ser grosera con el personal del hotel, a lo que la actriz se negó, por lo que tuvieron que llamar a las autoridades. Cuando la policía se presentó en el lugar, Bynes lanzó una pipa de agua para fumar marihuana por la ventana. Y así fue como acabó siendo detenida por imprudencia temeraria, manipulación de evidencia y posesión ilegal de marihuana. Tras su arresto, la llevaron al Hospital Roosevelt para una valoración psiquiátrica. 

Gossip Girl. La actriz y modelo Alessandra Ambrosio se encontraba en Barcelona como principal atracción de la renombrada pasarela 080 de la Ciudad Condal. Según la información de www.jetcost.es, después del desfile Alessandra se fue a la fiesta cóctel celebrada por la firma de moda Mango, de la cual ella fue imagen, donde empezó la juerga, juerga que debió de saber a poco, ya que la brasileña quiso continuar la fiesta en el hotel. Ella y un grupo de amigos suyos llegaron “muy contentos” al bar del hotel y allí se lo pasaron muy bien con el resto de los huéspedes. El problema llegó cuando, no contenta con haber estado en el bar del hotel hasta las tantas, Alessandra invitó a todos a su habitación y allí siguieron la fiesta con risas, gritos y música a todo volumen, lo que provocó las quejas de las demás habitaciones. Tras varios intentos de la dirección del hotel de dialogar con ella para que acabara con el escándalo, el equipo de seguridad tuvo que amenazarla con llamar a la policía si no acababa de inmediato con tanto escándalo. Por fortuna, en este caso, la diva decidió descansar antes de que la cosa fuera a mayores.

El señor y la señora Smith. Aunque todo parezca felicidad en la relación de Brad Pitt y Angelina Jolie, también tienen sus cosillas, y es que la pareja se enzarzó en una discusión en el balcón de su habitación en el hotel InterContinental en Sidney (Australia), donde la pareja de actores estaba promocionando la película de Angelina como directora, ‘Unbroken’. En las fotos de la revista INTouch se puede ver cómo ambos se enzarzan en una disputa, que finalmente acaba con una solitaria Jolie en el balcón con cara triste y fumándose un cigarro. 

Gladiator. El oscarizado actor, Russell Crowe fue arrestado después de que se enzarzara en una pelea en el Hotel Mercer Street del distrito del SoHo en Nueva York poco después de las 4 de la madrugada, cuando arrojó el teléfono a un empleado. Por lo visto, Crowe tuvo problemas para llamar a su mujer, Danielle Spencer, que estaba en Australia, así que arrancó el teléfono de la pared y acudió al vestíbulo del hotel donde se encontraba el empleado, al que lanzó, presuntamente, el aparato, provocándole heridas menores. 

Ocean's Eleven. “Cuando George se emborracha piensa que es amigo íntimo del presidente Obama y por eso reaccionó así”. Esto es lo que dijo Steve Wynn, propietario del Hotel-Casino Wynn Las Vegas en el que el actor George Clooney tuvo una bronca. Según Wynn, tanto Clooney como su amigo y socio, Rande Gerber, marido de Cindy Crawford, estaban borrachos tras haber estado bebiendo tequila “Casamigos”, tequila que distribuyen a los casinos y hoteles de Wynn. Todo empezó cuando Clooney y Gerber estaban negociando, un poco pasaditos, aumentar la gama de productos a distribuir para la cadena hotelera de Wynn. Un comentario desafortunado del empresario, que tildó a Barack Obama de “gilipollas”, desató la ira del reconocido actor y director. Menos mal que ambos abandonaron el lugar a tiempo ya que los guardaspaldas de Wynn estuvieron a punto de agredir a Clooney y a su socio. A pesar de todo, parece que la sangre no ha llegado al río porque Wynn sigue contando con la marca de bebida de ambos.

Ponte en mi lugar. Lindsay Lohan, apodada la niña mala de Hollywood, es temida por muchos hoteles, y es que, cuando no es una cosa es otra. Ahí van unos cuantos ejemplos de cómo se las gasta la controvertida actriz en los hoteles: en el Chateau Marmont tiene prohibida la entrada por no pagar varias facturas que suman algo más de 46.000 dólares. Lohan estuvo hospedada en el Chateau Marmont durante 47 días en los cuales consumió 686 dólares en cigarrillos, 386 en lavandería y 2 mil dólares en alimentos, entre otros gastos. La actriz fue obligada a dejar el hotel después de que el dueño, Philip Pavel, le enviará una misiva pidiéndole que se fuera. "Durante las últimas semanas hemos tratado de resolver esta cuestión sin éxito, de modo que lamento informarle de que no podrá permanecer en este hotel", dice la carta enviada a la actriz. En el Gramercy Park Hotel Lindsay Lohan estaba tan borracha que apenas se podía mantener de pie en una fiesta que organizó con amigos para ver una serie de documentales sobre ella.

En el Standard Hotel la conocen de sobra, sobre todo en el club “Smoke & Mirrors”, aquí la actriz tuvo dos broncas en diferentes días con dos mujeres, un día empujó a una y otro acabó discutiendo con otra de tal manera que le acabó lanzando un vaso. En el hotel Ritz-Carlton en Marina del Rey de Los Ángeles Lindsay tuvo que ser atendida por un equipo sanitario en el tras sufrir un vahído por deshidratación y cansancio. Su representante, Steve Honig, explicó que Lindsay Lohan había estado trabajando toda la noche en el plató de un show televisivo y se fue a descansar pero como no salía de la habitación y no contestaba al teléfono, los productores se preocuparon y llamaron a los sanitarios. Una jornada maratoniana de trabajo, desde la siete de la tarde a las ocho de la mañana, se argumenta como causa del desfallecimiento de Lindsay Lohan.

Antoine Michelat, co-fundador de www.jetcost.es ha dicho: “Con frecuencia la fama y el dinero hacen perder la educación y algo más a personajes que aparentemente lo tienen todo y se creen por encima de los demás. Si para cualquier persona hay que exigir modales en todo momento, a los actores, que viven del público, hay que exigírselo doblemente.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking Aeropuertos