martes, 4 de agosto de 2015

La montaña rusa de agua más rápida del mundo


Siam Park, ganador del premio de Trip Advisor a mejor parque acuático del mundo sorprende una vez más con su nueva y espectacular atracción Singha. Se trata de un tobogán con balsas de 3 personas propulsadas por agua que alcanzan los 6 metros por segundo de subida y los 18 metros por segundo de bajada. Una velocidad nunca antes vista en parques acuáticos.  

Más de 240 metros de recorrido, curvas de alta velocidad y 14 cambios de dirección garantizan una auténtica inyección de adrenalina y diversión jamás antes vista.

Por su compromiso respetuoso con el entorno que la rodea, la atracción Singha ha sido adaptada a la geografía y topografía del terreno, quedando envuelta por la fabulosa vegetación que caracteriza la tematización de Siam Park. 

Para su construcción, en la que fue necesario realizar un inmenso movimiento de tierra, se dedicaron muchas horas de estudio, esfuerzo y dedicación de más de 70 especialistas que participaron en el diseño, construcción y un montaje realmente único. 

Singha recibe su nombre en honor al león Rajasi, rey de las bestias míticas que, según cuenta la leyenda tailandesa, habita en el bosque Himmapan y se representa como una magnífica criatura de majestuosas alas entre llamas. Al igual que en Rajasi, la magnificencia y la fuerza están presentes en Singha.  

Gracias a la ingeniería canadiense de la compañía Proslide un potente sistema de propulsión diseñado especialmente para esta atracción que ofrece una velocidad sin precedentes, los visitantes podrán vivir en cada viaje una experiencia absolutamente única en la quelos más aventureros experimentarán sensaciones diferentes a todo lo conocido. Este sistema incluye una cinta transportadora que sube los flotadores hasta la salida del tobogán, haciendo la subida del visitante más rápida y cómoda. 

La experiencia comienza con un flotador para 3 personas en línea que recorrerá un tobogán lleno de túneles cubiertos, curvas que forman discos de 8 metros cada uno  (los novedosos flyingsaucers) y, gracias a su original sistema, trepidantes cambios de altura cuyas subidas alcanzan los 6 metros por segundo garantizando, así, una diversión sin límite. 

Los enérgicos cambios de dirección y altura harán del tobogán una sorpresa de principio a fin, haciendo vivir al visitante una sensación cercana a la de un piloto de bobsled. Veinte sensaciones diferentes en una sola atracción a la que los profesionales describen como una combinación de las características propias de una montaña rusa de alta velocidad y la diversión de un gran tobogán acuático.

Más información en www.siampark.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking Aeropuertos