lunes, 4 de abril de 2016

10 hoteles con spa para el 2016

Escapada relax: 10 hoteles con spa en España

Cada vez más, los huéspedes buscan en los alojamientos un espacio único de bienestar, relax, salud y belleza para dedicar tiempo a su cuerpo y mente. Por eso, trivago.es crea una lista con 10 hoteles con spa donde disfrutar de una escapada en busca de una experiencia sensorial. Los hay de lujo, privados, con herencia romana y equipados con las últimas tendencias wellness. La selección está basada en la relación calidad-precio, las valoraciones de los usuarios y la innovación y peculiaridad de los tratamientos y terapias que ofrecen.




1.      Hotel Spa Niwa (Brihuega, Guadalajara)
Niwa significa jardín en japonés, haciendo honor al entorno que acoge al hotel ya que Brihuega es conocida como “el jardín de la Alcarria”. Hotel Spa Niwa cuenta con diez habitaciones llenas de detalles y con amplios ventanales que inundad de luz el espacio. La especialidad en la zona relax son los masajes orientales a manos de filipinas profesionales que aplican técnicas legendarias como el shiatsu, una práctica oriental clásica que actúa sobre los meridianos corporales para encontrar el equilibrio energético. En la provincia con la miel más renombrada no faltan los tratamientos a base de miel de Alcarria ni tampoco los que rinden homenaje a las hierbas típicas de esta tierra, el espliego y el lavandín, que utilizan en sus masajes con pindas aromáticas. La oferta se completa con la zona de spa, que cuenta con piscina termal, banco oxigenante, baño turco, pileta tonificante para activar la circulación y tonificar la musculatura y sauna finlandesa. 

2.      Royal Garden Villas & Spa (Adeje, Tenerife)
Royal Garden Villas es un exótico hotel de 5 estrellas situado en el soleado sur de Tenerife, cercano a la playa del Duque, en Adeje. Sus 28 villas individuales disponen de amplias habitaciones decoradas con diferente carácter, con mobiliario de anticuario y artesano. Algunas de estilo balinés, con sedas y cojines de felpa o de aire romántico, todas cuentan con una amplia terraza con piscina climatizada privada. En su sensorial Estanque Dorado Spa crean un ambiente asiático mágico para relajarse y disfrutar del circuito termal con jacuzzi, cascada, camas de agua, baño turco, duchas de hidromasaje y fuente de hielo, además de tratamientos como el sensual Cleopatra, con óleos de incienso y mirra. Su restaurante Jardín también cuenta con una elegante y majestuosa decoración y en él ofrecen una cocina creativa para conseguir un buen maridaje entre productos locales e internacionales 

3.      Hotel San Ramón del Somontano (Barbastro, Huesca)
El Hotel San Ramón del Somontano está ubicado en un emblemático hostal modernista considerado uno de los edificios de identidad urbana más característicos de Barbastro, Huesca. Su rehabilitación ha fusionado este símbolo de la historia con un pequeño hotel spa enclavado en un territorio salpicado por la naturaleza de los Pirineos, la gastronomía típica aragonesa y por villas medievales. Con un total de 18 habitaciones equipadas al detalle y con jacuzzi privado, el hotel destaca por su circuito de Spa privado donde el cliente puede relajarse utilizando en exclusiva, sin compartir con nadie más, todas las instalaciones. Además, su amplia carta de tratamientos se realizan con productos totalmente naturales y ecológicos.

4.      La Casa del Rector (Almagro, Ciudad Real)
En la original La Casa del Rector se integran tres hoteles en uno: las estancias están diseñadas con un carácter diferenciado, desde un espacio rústico y tradicional alrededor de un patio típicamente manchego hasta la zona más diáfana, lujosa y minimalista. Los huéspedes pueden relajarse en su cómodo y coqueto spa gracias a los efectos terapéuticos de la hidroterapia y la cromoterapia. El circuito consta de piscina climatizada, jacuzzis horizontales y verticales, cascada cervical, ducha de impacto, ducha escocesa bitérmica y sauna finlandesa. Ofrecen, aparte, tratamientos con aceites esenciales, masajes con piedras volcánicas y rituales con oro, sal o chocolate. Las habitaciones pueden ser abuhardilladas, con salón chimenea y terraza privada y tener jacuzzi en la propia suite. Dentro del hotel hay una galería de arte expone de forma permanente la obra del autor andaluz Skount y una bodega en la que se almacenan exquisitos vinos de la región. 

5.      Rafaelhoteles by La Pleta (Valle de Arán, Lleida)
En pleno corazón de los Pirineos españoles, situado frente a la estación de esquí de Baqueira-Beret, en el valle de Arán, se encuentra Rafaelhoteles by La Pleta. Uno de los principales atractivos del hotel es Occitania Spa, uno de los spas de montaña más sorprendentes de Europa, donde disfrutar de masajes relajantes y terapéuticos, rituales corporales con oro o tratamientos realizados con productos y técnicas autóctonos del valle. Cuenta con una carta de masajes variada y sugerente que incluye, incluso, sesiones especiales para niños. Los restaurantes de Rafaelhoteles by La Pleta son también parada obligatoria. Desde la cocina catalana de Del Gel al Foc hasta los menús ligeros de Petita Borda, pasando por la cocina japonesa con show-cooking de La Pleta Sushi Restaurant o La Racletterie, donde degustar los mejores quesos del Cantón del Valais. 

6.      Swiss Hotel Moraira (Moraira, Alicante)
Sobre la Costa Blanca, rodeado por extensas zonas verdes, kilómetros de playa de arena fina y pequeñas calas rocosas se eleva este íntimo hotel de estilo rústico donde gozar de tranquilidad, especialmente en su spa, un pequeño y encantador espacio de relax. Con jacuzzi, sauna y duchas bitérmicas, el spa del Swiss Hotel Moraira es, tal vez, el más íntimo y acogedor de todos. Tratamientos antiestrés, energizantes o masajes con movimientos manuales profundos para relajar y aliviar las contracturas musculares son algunas de las ofertas. El hotel dispone de 36 habitaciones decoradas con un toque diferente cada una de ellas y, la mayoría, con vistas a su exótico exterior y su zona Chill-Lounge. Algunas, pensadas especialmente para las escapadas más románticas, cuentan con terraza, jacuzzi privado en la misma y un amplio salón. 

7.       Bal Hotel & Spa (Villaviciosa, Asturias)
El Bal Hotel & Spa está estratégicamente ubicado entre Villaviciosa y Gijón, combinando el entorno natural y el encanto de la villa con la cultural ciudad y las populares playas. El diseño del hotel conserva las líneas tradicionales asturianas y entre sus 45 habitaciones de estilo funcional y tonos pastel incluye suites exclusivas. Durante su estancia, los huéspedes pueden disfrutar de un lujoso spa de 450m2 que cuenta con una zona de duchas de esencias, baño de vapor bajo un cielo estrellado o piscina dinámica de chorros subacuáticos con cromoterapia. El área de masajes está compuesta por tres cabinas, una de las cuales es doble con Jacuzzi privado. En los fogones de su Restaurante Doble Q experimentan acertadamente con la cocina de vanguardia y la gastronomía típica de la región. Desde la terraza se divisan los Montes de Deva y la Sierra de Sueve que componen el fondo de su jardín de 1.800 m2 donde disfrutar de un cóctel o un baño de sol. 
8.      Castilla Termal Monasterio de Valbuena (San Bernardo, Valladolid)
Situado en pleno corazón de la Ribera del Duero, Castilla Termal Monasterio de Valbuena es uno de los conjuntos de la arquitectura medieval cisterciense mejor conservados de Europa. Con simplicidad de líneas y austeridad decorativa, el Monasterio es en sí mismo una verdadera obra de arte. El hotel cuenta con 79 habitaciones únicas, 3 suites especiales y una villa privada. La zona termal del hotel se extiende sobre más de 2.000 m2 y sus aguas provienen de un acuífero a 386 metros de profundidad. El circuito de contrastes tiene lugar en  un espacio que recrea la Capilla de San Pedro y finaliza en la sala de reposo donde disfrutar de infusiones y fruta junto a la chimenea. Este espacio exclusivo se convierte en el primer hotel-balneario cinco estrellas de Castilla y León y en él se unifican historia, salud, gastronomía, cultura y ocio dentro de un entorno único. 

9.      Castilla Termal Balneario de Solares  (Solares, Cantabria)
Ubicado en un extenso parque de árboles centenarios, el Castilla Termal Balneario de Solares está próximo a Santander y la costa cantábrica. Instalado en un edificio histórico, el hotel dispone de 113 habitaciones decoradas con el encanto clásico de la Belle Époque. Después de que sus aguas fuesen declaradas de utilidad pública en 1828, el establecimiento se convirtió en la primera estación balnearia de Cantabria en el siglo XX. Las aguas del Manantial de Fuencaliente son conocidas desde hace siglos por sus propiedades mineromedicinales. Cuenta con una Piscina Termal interior de 849 metros y su Circuito de contrastes está inspirado en los antiguos baños de las villas romanas con su arquitectura simétrica y monumental. Además, en las proximidades de Castilla Termal Balneario de Solares se puede disfrutar de espacios únicos como el parque de Cabárceno, donde los animales viven en semilibertad o de los Picos de Europa. 
10.  Hotel Villa de Laguardia (Laguardia, Álava)
Ubicado en la localidad de Laguardia, este hotel de cuatro estrellas y coqueto estilo provenzal encierra la llave del relax en su Wine Oil Spa Villa de Laguardia, un centro de bienestar con más de mil metros cuadrados. Lo componen un circuito termal presidido por un olivo de la variedad autóctona Arróniz y rodeado de un pediluvio y  un gran tino con diferentes duchas de contrastes. También destaca una original piscina curva con hidrojets, camas de agua, bancos de hidromasaje y pileta de agua fría. Una singular cúpula semiesférica cubre los más de 200 metros cuadrados exteriores del circuito termal que permite disfrutar del exterior y del sistema de cromoterapia nocturno. Encuadrado en la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, entre sus tratamientos no faltan masajes con uvas heladas, exfoliación con pepita de uva o baño con vino en una gran tina mientras se degusta una copa del caldo autóctono. Más información sobre el hotel en trivago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking Aeropuertos