miércoles, 14 de septiembre de 2016

Las mejores playas de la Palma

LAS PLAYAS DE LA PALMA, UN PARAÍSO CERCANO

La naturaleza volcánica de La Palma hace de ella una isla única y sus playas no podían ser menos. Tiene una costa acantilada, con playas de arena fina y negra y pequeñas calas bañadas por el océano. Y es que el litoral de la Isla Bonita destaca por sus aguas cristalinas, su limpieza y su variedad. Hay playas más concurridas y adaptadas, y otras prácticamente desiertas, con paisajes vírgenes y acantilados, adaptándose a todos los gustos.

La playa de Puerto Naos, en Los Llanos de Aridane (uno de los principales núcleos turísticos), es una de las más grandes de La Palma. Luce el galardón de Bandera Azul desde el 2007 gracias a todas las facilidades de las que dispone, entre ellas, restaurantes, terrazas, accesos para movilidad reducida y un precioso paseo con palmeras que dan sombra a los visitantes. Al ser uno de los puntos de aterrizaje de muchos vuelos en parapente, es común disfrutar de un maravilloso espectáculo aéreo desde la arena y, por la calidad de sus aguas, se impone como el enclave perfecto para realizar buceo nocturno. Es, además, un enclave idóneo para disfrutar de la puesta de sol.

También urbana (y con la bandera azul), la playa del Puerto de Tazacorte, en el extremo oeste, es considerada una de las mejores de la isla. En ella el baño está permitido durante todo el año y resulta ideal para practicar kayak. Su cercanía al puerto deportivo y al paseo marítimo hace que sea muy fácil encontrar restaurantes por la zona donde degustar la gastronomía local. Por otro lado, a tan solo 2 km del Puerto de Naos, al suroeste, se encuentra la playa del Charco Verde. Se trata de una pequeña cala ideal para niños, que en este punto destaca por su serenidad y seguridad. Cuenta con rampas para carritos de bebé, un chiringuito y servicio de socorrismo.

La playa de los Cancajos, en el municipio de Breña Baja (a 2 km de Santa Cruz de la Palma), y la de Bajamar, en Breña Alta, son las mejores playas semiurbanas en las que disfrutar de un día de relax, ambas con la bandera azul. La costa de los Cancajosse halla resguardada en una bahía, salpicada por aguas muy tranquilas y una gran vida submarina, siendo el lugar perfecto para un bautismo de buceo. Bajamar, con sus 700 metros de largo, es la segunda más transitada y cuenta con un precioso paseo para admirar los bonitos amaneceres o la entrada de los cruceros y buques al puerto de la isla.

Para entrar en contacto con la naturaleza más pura, lo mejor es acercarse a la playa de Nogales, en Puntallana. Representa una síntesis de muchos de los atractivos que ofrece La Palma: montañas, senderos poco explorados, arena volcánica, contacto directo con el océano Atlántico y zonas verdes. Es un destino ideal para surfistas y naturistas y generalmente está muy poco transitada. Aunque es un territorio virgen, dispone de buenos accesos. Otra de las orillas más inexploradas es la de Echentive, en Fuencaliente. Se formó en 1971 gracias al volcán de Teneguía y presenta charcas naturales en su margen superior derecho. Además de ello, alberga la famosa y legendaria Fuente Santa, a la que acudían desde todos los rincones de Europa en busca de una cura para numerosos males. En ella el viajero podrá practicar buceo en excelentes condiciones o darse un baño, pues aquí el oleaje lo permite.

Pero no toda la costa es playa en la Isla Bonita. La Palma cuenta con piscinas naturales, como las de Charco Azul, cerca de San Andrés, en el noreste de la isla, que son consideradas de las mejores de España. 


El complejo está perfectamente integrado en el entorno y se puede realizar el baño durante todo el año. Se compone de una piscina grande, otra más pequeña y una cala de piedra volcánica, el Charco de las Damas. En el municipio de Barlovento, en el noreste, las piscinas naturales de La Fajana son uno de los puntos más visitados de la isla. Se trata un lugar clave para el disfrute de esta opción de baños. Ambas son de acceso libre y gratuito. No olvidemos las mencionadas en el apartado anterior, en Echentive.

Por ello, la visita a la isla de La Palma no está completa sin disfrutar de sus maravillosas costas, abiertas directamente al océano. Su extraordinario clima, con días largos y soleados durante todo el año, hace que la playa sea un plan infalible en cualquier época. El litoral de la Isla Bonita no dejará indiferente a nadie.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Parking Aeropuertos