miércoles, 31 de mayo de 2017

Visitar Huelva lo que no te puedes perder

Razones para visitar Huelva
Que ver y que visitar en Huelva


El Rocío y otras nueve buenas razones para visitar Huelva 
Rica historia, cultura a pie de calle, naturaleza virgen y la mejor gastronomía


El día cumbre de la Romería del Rocío es el lunes 5 de junio, cuando se producirá el llamado 'salto de la reja' que dará paso a la multitudinaria procesión de la imagen, pero el camino ha empezado a andarse hace días. En total son 119 las filiales en discurrir por esas sendas rocieras, en las que el asfalto, poco a poco, dejará paso a la arena; el paisaje urbano o de carretera, al natural elevado a su máxima expresión. Para las hermandades la llegada al Rocío supone poder disfrutar de la esencia de todo un tesoro natural como el Espacio Natural de Doñana, todo un Patrimonio de la Humanidad, que en estos días se abre al peregrino guiándolo para que cumpla su sueño. Como cada año, la primera en llegar será la Hermandad Matriz de Almonte, organizadora de la romería, y allí esperará a todas sus filiales para, junto con ellas, vivir el momento culmen de esta celebración.
Rocío Huelva

Para que todo salga bien, ya se ha activado el Plan Romero 2017, dispositivo de emergencias para garantizar la seguridad de miles de romeros, el medio ambiente y los bienes, con la colaboración de administraciones y la movilización de hasta 6.000 efectivos. 

El origen de la devoción a la Virgen del Rocío –la Blanca Paloma, la Reina de las Marismas– y de la tradición de peregrinar hasta su ermita o santuario en romería puede situarse a finales del siglo XIII, cuando Alfonso X El Sabio conquista la zona de la localidad onubense de Niebla, a la que pertenecía el pueblo de Almonte, y manda construir una ermita para venerar una imagen de la Virgen bajo la advocación de María Santísima de las Rocinas, nombre del paraje en el que se levantó este templo. Durante la Romería del Rocío, más de un millón de personas se acerca a este lugar en la provincia de Huelva para venerar a la Virgen, dándole un colorido espectacular a esta aldea. Pero también por seguir una tradición secular y disfrutar de una convivencia y una fiesta sin igual en España.

Sin duda el Rocío y todo lo que la rodea es una magnífica razón para visitar este rincón de Huelva, pero hay muchas más. Aquí te damos otras nueve razones para acudir a Huelva, especialmente este año que es Capital Española de la Gastronomía.

La Rábida, donde comenzó el sueño de Colón. En este año que se cumplen 525 desde la salida de Colón hacia las Indias, merece una visita el Monasterio de la Rábida, inicio de una ruta por los Lugares Colombinos que espera con ansiedad que sea declarada Patrimonio de la Humanidad. La Rábida sin duda es el sitio más emblemático de la ruta por los lugares colombinos. En él, Cristóbal Colón encontró refugio y apoyo por parte de los monjes en la preparación para el viaje a América. En su interior están las dependencias donde se gestaron los preparativos del descubrimiento. La ruta no queda completa sin visitar el Muelle de las Carabelas todo un monumento museístico a los viajes de Cristóbal Colón y al propio descubrimiento del viejo continente, con las réplicas a tamaño natural de las tres carabelas: La Pinta, La Niña y la Santa María. Tras visitarlas, a la salida espera un recreado muelle del siglo XV que trasnporta a otra época.

Moguer, patria chica de Juan Ramón Jiménez. En la célebre obra de Juan Ramón Jiménez, tal vez el más ilustre hijo de esta tierra, “Platero y yo” se puede leer: "La torre de Moguer de cerca se parece a una Giralda de lejos." Y no es para menos, ya que Nuestra Señora de la Granada es uno de los mejores ejemplos del Barroco Andaluz, y se encuentra en Moguer, uno de los enclaves culturales más relevantes de las comarca del Condado de Huelva. Pasear por sus calles, saborear una deliciosa quesadilla,disfrutar de su tranquilidad y aprender de su rica historia, muy ligada al Descubrimiento de América. Moguer es la cuna del Nobel de Literatura, Juan Ramón Jiménez, quien no ha dudado de dejar la impronta de su hogar en alguna de sus obras más representativas. Hoy en día se conserva la casa natal del genial escritor, con la exposición de objetos personales y ejemplares de sus obras, convertida en Casa Museo. Una de las fachadas más bellas de Moguer es la que corresponde a la Capilla del Corpus Christi y el actual Teatro Felipe Godínez, que originariamente era un hospital de beneficencia. La particularidad principal de esta portada, es el precioso revestimiento de sus muros, con azulejos del barrio de Triana. 

Salinas del Astur y Marismas del Odiel. Huelva ofrece espacios naturales únicos en los que toda la familia puede disfrutar de un enriquecedor viaje visitándolos y viviéndolos de muchas y muy divertidas formas. Más allá de Doñana, las Marismas del Odiel sorprenden por su riqueza natural y cultural, en la que la tierra, el río, el mar y el cielo se unen para regalar preciosas postales que compartir en familia. Reserva de la Biosfera, Zona de Especial Protección de Aves y Lugar de Interés Comunitario son algunas de las denominaciones y figuras de protección medioambiental que sitúan a las Marismas del Odiel como un espacio natural ideal para el avistamiento de aves. El Paraje Natural de las Marismas del Odiel es lugar de paso de una gran cantidad de aves migratorias y lugar de cría de águilas pescadoras, garzas y flamencos entre otras muchas aves. Allí está el Observatorio ornitológico de las Salinas del Astur. Aquí, en plena naturaleza, uno puede convertirse en pescador por un día practicando pesca deportiva segura de doradas, lubinas y lenguados...

Niebla, destacando sobre el planeta Marte. Algunos científicos afirman que las aguas rojizas (debido a la cantidad de minerales que posee) del Río Tinto, son lo más parecido que podemos encontrar en la tierra al color de Marte. Sus aguas bañan el pie del valle que acoge el precioso conjunto histórico de Niebla. en el interior de su pintoresco recinto amurallado se encuentra el Alcázar de los Guzmanes, coloquialmente conocido por el Castillo de Niebla. Situado en una parte dominante sobre el valle y la ribera del río, se conservan restos de su pasado de origen medieval y posteriormente ocupado por visigodos, árabes y cristianos. En el castillo se puede disfrutar puntualmente de visitas guiadas, talleres de cetrería en incluso un Festival Anual de Danza y Teatro. Sus estrechas callejuelas, sus bellos rincones de postal, sus muros revestidos de azulejos decorados con detalles coloridos y minuciosos, la variedad cromática y aromática de sus plantas, la tranquilidad y el aire puro, la luz dorada de sus atardeceres sobre la piedra de sus monumentos, con una vista sobre un río color teja... razones de sobra para una visita a este escondido lugar.

120 kilómetros de playas. De la desembocadura del Guadiana a la del Guadalquivil, más de 120 kilómetros de infinitas playas de arena fina, suave, dorada, casi blanca por momentos y acariciada por una mar salada que impregna el carácter de su gente cubren el litoral de Huelva; marinera y pesquera por tradición e historia. Cerca de tres mil horas de sol y una temperatura media anual de diecinueve grados la acompañan durante el año llenando los rincones de sus pueblos de una luz casi mágica. Ayamonte, Almonte, Cartaya, Isla Cristina, Lepe, Palos de la Frontera, Moguer y Punta Umbría son los encargados de refrescar la provincia con sus inigualables playas. Playas abanderadas con el reconocimiento europeo o la ‘Q’ del Instituto para la Calidad Turística Española, situadas en plena naturaleza pero con los mejores servicios: una gran oferta hotelera y de restauración con localizaciones de ensueño, espectaculares campos de golf, puertos deportivos, centros de exposiciones y congresos, centros comerciales y un sinfín de comodidades que hacen de la estancia en sus playas una aventura apasionante.

Doñana, joya de la biología. Un mundo salvaje de espectacular naturaleza y luz esperan en el diamante vivo que es Doñana. Diamante que talla cada día la luminosidad del Atlántico y el agua dulce del río grande. Doñana es la luz viva haciéndose permanentemente marisma, laguna, río, playa, coto y pueblo. Un lugar mágico que atrapa todos los sentidos. Reserva de la Bioesfera y Patrimonio de la Humanidad, Doñana ofrece un mosaico orgánico de cuya belleza viva han sido testigos tartesos, fenicios, griegos, romanos, árabes, andalusíes... Viejas culturas que dejaron en Doñana su savia milenaria, bueyes míticos y yeguas de la brisa que pastorea el pueblo de Almonte. Doñana, humedal de las aves migratorias de África y de Europa, tiene cielos con alas imperiales, lagunas que son nidos, comederos por marismas y dunas vivas donde los ánsares se posan al despuntar el alba. Doñana tan espléndida, tan hermosa, que apenas te acercas a ella puedes sentir su magia. (Teléfono para concertar visitas a Doñana: 959 430 432).


La ruta del Jabugo, el mejor jamón del mundo. Decir Jabugo es nombrar uno de los manjares mejores del mundo de la gastronomía. Decir Jabugo es hablar del mejor jamón que existe, con la mejor materia prima y un proceso de elaboración delicado y exigente. Decir Jabugo es trasladarse a una de las regiones de España donde poder disfrutar de la magia de la dehesa... y de otros muchos secretos. Decir Ruta del Jabudo es recorrer paisajes inmaculados, remansos de paz donde habita un ecosistema ancestral de encinas, alcornoques, robles y quejigos, cuyo fruto, la bellota, trasforma la simple carne de cerdo en un manjar exquisito. Jabugo se visita en poco tiempo, pero es el comienzo, o el final, imprescindible de esta Ruta. Es imprescindible conocer el "templo del jamón ibérico" que Cinco Jotas, o lo que es lo mismo, Sánchez Romero Carvajal, tienen en la calle principal del pueblo. En el recorrido de la Ruta por la sierra de Aracena y Picos de Aroche, dentro del Parque Natural del mismo nombre, Reserva de la Biosfera por la UNESCO, se suceden catas, dehesas, bodegas artesanales, bellos pueblos blancos andaluces y menús sólo aptos para buenos comedores y carnívoros. Son 600 kilómetros de caminos, una de las mayores redes de senderos de Andalucía atravesando frondosos bosques, espectaculares dehesas de encinas, alcornoques o quejigos, así como riveras de chopos y olmos o bosques de castaños y pino. Y también bellos pueblos como Aracena, donde está la espectacular Gruta de las Maravillas, o Linares de la Sierra con el no menos espectacular restaurante Arrieros.

Huelva, una ciudad confortable. En la desembocadura del río Odiel, a un paso del Atlántico, se asienta Huelva, ciudad de antigua tradición minera y testigo de acontecimientos históricos tan importantes como el descubrimiento de América. No es una ciudad monumental ya que su desarrollo es bastante reciente, pero es acogedora, cómoda de visitar, amable. Uno de los edificios religiosos más importantes de Huelva es la Catedral de la Merced (s. XVIII), que poca gente visita porque está alejada del centro, aunque vale la pena hacerlo. Tras su espléndida fachada se esconde un conjunto de capillas y retablos de estilo barroco, además de albergar el panteón de los condes de Niebla. En la parte más antigua del casco urbano se encuentra la iglesia de San Pedro del siglo XVI y estilo gótico-mudéjar. La Plaza de las Monjas se sitúa en pleno centro de la parte antigua y es la zona más animada de la ciudad. Junto a ella aparecen típicas calles y plazas como la del Alcalde Coto Mora. La larga tradición minera de Huelva se refleja en el barrio Reina Victoria, formado por casas de estilo inglés que fueron construidas a principios del siglo XX por una de las grandes empresas mineras británicas que se establecieron en la ciudad. Otras obras civiles de interés son la Casa de Colón y el Muelle de mineral, que es reflejo de la intensa actividad minera llevada a cabo en la zona. 

Y la mejor gastronomía. Por tener una ubicación privilegiada que le permite conjugar mar y montaña en la misma provincia, Huelva se convierte en un auténtico paraíso del sabor que atrapa todos los sentidos. Pescados, mariscos y carnes se ven complementados por vegetales que se aderezan con aceites y vinagres espectaculares, se riegan con excelentes Vinos del Condado, y se rematan con exquisitas frutas y dulces. El rey es, por méritos propios, el cerdo ibérico de Jabugo y los embutidos que se derivan de él. La famosa carne de los cerdos ibéricos, criados en montanera, es la gran protagonista de muchos de los manjares que se pueden degustar en cada rincón de esta sierra. La tradición milenaria marinera ha dejado muestra en la variedad de pescados, mariscos y moluscos que aparecen en la cocina onubense. Gambas, cigalas, langostinos, coquinas, almejas, navajas o chirlas hacen las delicias de los paladares más exquisitos. Y para acompañarlo todo, los delicados vinos que pueden descubrirse en la Ruta del Vino del Condado de Huelva. Por su parte, los restaurantes de la ciudad o de los pueblos de la provincia ofrecen una cocina imaginativa y tradicional que hace honor al título que Huelva ostenta como Capital Española de la Gastronomía.

Más información:
Patronato Provincial de Turismo de Huelva
Turismo Ayuntamiento de Huelva
Capital Española de la Gastronomía

martes, 30 de mayo de 2017

Las ciudades con mejor calidad de vida del mundo

Madrid, en el Top 20 de las ciudades con mejor calidad de vida del mundo.

Madrid es la decimosexta ciudad del mundo con mejor calidad de vida, según el informe Mapping the World’s Prices 2017, elaborado por los economistas de Deutsche Bank. La capital española se sitúa por delante de otras grandes urbes europeas y americanas como Estocolmo, Bruselas o San Francisco gracias a factores como su clima, seguridad y la calidad de su atención sanitaria.

Deutsche Bank lleva a cabo anualmente y desde hace seis años este estudio, que recoge los precios de más de veinte productos –una Coca-Cola, un par vaqueros, una habitación de hotel o una entrada al cine– en 47 ciudades del mundo, entre ellas Madrid. Como novedad, en 2017 incorpora un índice de calidad de vida que mide ocho factores: poder adquisitivo, tasa de crimen, clima, atención sanitaria, coste de vida, precio de la vivienda, tráfico y contaminación.

Según los datos recogidos por los analistas de Deutsche Bank, los habitantes que disfrutan de unos mejores niveles de vida son los de Wellington (Nueva Zelanda), Edimburgo (Reino Unido) y Viena (Austria). Cabe destacar que en los primeros 16 puestos sólo se encuentran ciudades norteamericanas o de Europa Occidental. En los últimos puestos del listado se encuentran las ciudades de Manila (Filipinas), Kuala Lumpur (Malasia) y Mumbai (India).

Precios y salarios

Zúrich (Suiza) continúa siendo, un año más, la ciudad más cara para comprar y hacer muchas cosas, como invitar a alguien a cenar, pero sus habitantes también disfrutan de los salarios más altos, seguidos por los de algunas ciudades estadounidenses como San Francisco, Boston y Nueva York, y Sídney (Australia). De media, una persona que trabaja en Zúrich percibe $5.876 mensuales mientras que, en el otro extremo, un trabajador en Yakarta (Indonesia) se queda en $548 mensuales. En Madrid, el sueldo medio asciende a $1.127, según este índice.

Por otra parte, los alquileres de piso más altos se pagan en San Francisco, Hong Kong y Nueva York y los más baratos en Bangalore (India), Kuala Lumpur (Malasia) y Nueva Delhi (India). Entre el alquiler más caro y el más barato hay una diferencia de $3.153 mensuales. Mientras, los residentes en Madrid se gastan una media de $922 por el alquiler de un apartamento de dos habitaciones en una zona residencial.

A la hora de invitar a salir a una amiga o amigo, asumiendo que la cita incluye desplazamientos en taxi, cena para dos, bebidas no alcohólicas, entradas para el cine y un par de cervezas, la ciudad más cara es Zúrich ($196), seguida de Oslo (Noruega) y Tokio (Japón), donde el ‘pack cita’ asciende a $163. En Manila ($39), Yakarta ($41) y Kuala Lumpur ($44), invitar a salir a alguien resulta mucho más económico, mientras que en Madrid la cita media sale a unos $100.

Los analistas de Deutsche Bank también han examinado los precios de algunos de los productos de consumo más reconocibles a nivel mundial, como puede ser una pinta, un iPhone o unas deportivas, entre otros. Para los amantes de la cerveza, los precios más prohibitivos se encuentran en Oslo a $9,9, Singapur a $9 y Hong Kong a $7, mientras que los más asequibles se pueden encontrar en Praga (República Checa) a $1,3, Johannesburgo (Sudáfrica) a $1,7 y Lisboa (Portugal) a $2. En Madrid, el precio medio de una pinta se sitúa en la parte media de la tabla y asciende a $5,4.

Para los amantes de la tecnología y de los últimos dispositivos electrónicos, los iPhone 7 más asequibles se venden en Estados Unidos ($815), Japón ($815) y Hong Kong ($821) y los más caros en Turquía ($1.200), Brasil ($1.115) y Rusia ($1.086). En España, estos smartphones se pueden adquirir por $962.

Para los amantes del deporte, el precio de unas deportivas de primeras marcas también varía considerablemente en función de su ubicación geográfica. Para los runners de Oslo, Zúrich o Copenhague (Dinamarca), el precio medio de unas Nike o Adidas no baja de los $120 mientras que los habitantes de hasta tres ciudades de India (Bangalore, Mumbai y Nueva Delhi) pueden encontrar el mismo producto por menos de $65. Madrid se encuentra en la parte media-baja de la tabla, con un precio de $85.

Entre las 47 ciudades seleccionadas por Deutsche Bank para la elaboración del índice sólo se incluye a Madrid en representación de las ciudades españolas.

El informe concluye que, a largo plazo, los precios de los mismos productos en ciudades distintas tenderán a uniformizarse, particularmente en países con niveles de desarrollo económico similares.

domingo, 28 de mayo de 2017

Los mejores Chistes de Chiquito de la Calzada

Chistes de Chiquito de la Calzada

Cobarde .... Quietorrr y No puedo...

Hablamos de Gregorio Esteban Sánchez Férnandez el genial Chiquito de la Calzada.

Natural de Málaga, tuvo una gran influencia en la década de los 90, cuando su particular forma de hacer humor desató casi en histeria colectiva.

Sus chistes y su manera de contarlos genio y figura.


viernes, 26 de mayo de 2017

10 pueblos del Algarve

EL ALGARVE EN DIEZ PUEBLOS BONITOS

Oh, el Algarve! Ese paraíso azul, de cielos despejados y playas de ensueño bañadas por aguas cristalinas, tan cerquita de casa. Pero, ¿sabías que otro de los grandes secretos del Algarve son sus pueblos con encanto? Pueblos pesqueros con siglos de tradición marinera y aldeas serranas con sabor a terruño y costumbres del interior que te enamorarán por igual. Te trazamos el mapa imperdible de tu ruta por los pueblos más bonitos del Algarve.

Sus 200 kilómetros de costa salpicada por preciosas playas hacen del Algarve uno de los destinos más deseados de Europa. Con el aliciente añadido de su accesibilidad desde España, con vuelos directos desde Madrid y Barcelona (operados por Air Nostrum y Vueling respectivamente), que sitúan el paraíso a tan solo una hora de vuelo, o con los nuevos billetes combinados de AVE y autobús diseñados conjuntamente por Renfe y Alsa, viajar al Algarve este verano es aún más apetecible si cabe.

Y si bien el Algarve es de sobra conocido por sus infinitas playas de mil trazados y paisajes, con el denominador común de su belleza y sus aguas limpias y cristalinas, el sur de Portugal también conquista a los viajeros por sus bonitos pueblos. Villas marineras marcadas por siglos de tradición, con sus puertos en los que siguen faenando las barcas tradicionales, y cascos antiguos de inconfundible sabor pesquero; y pueblos de interior que rezuman encanto e invitan a adentrarse en el Algarve verde con sabor a terruño, el mapa de pueblos bonitos que visitaren la región es inagotable. A continuación te marcamos sólo 10 paradas imprescindibles que no pueden faltar en tu viaje al Algarve.

Cacelha Velha es una aldea de postal rodeada por un paisaje que simplemente enamora. Posiblemente sea uno de los secretos mejor guardados del Algarve: un pequeño pueblo de casas blancas con puertas y ventanas enmarcadas en azul y calles empedradas, rodeado por un paisaje natural increíble, de dunas y pinos. Sus impresionantes vistas a la ría y al mar son un regalo para los sentidos, un precioso recuerdo para traerse de tus vacaciones en el Algarve.

Alcoutim se emplaza en un escenario natural de gran belleza. Uno de sus grandes atractivos es sin duda su novedosa tirolina, la única tirolina transfronteriza del mundo, que permite cruzar el río Guadiana, frontera natural entre España y Portugal, en un intrépido viaje de 720 metros de largo, a una velocidad que supera los 70 kilómetros por hora y a 25 metros de altura (www.limitezero.com). Pero las sorpresas en Alcoutim no se detienen allí: pueblo de larga historia (estuvo dominado por árabes, romanos y griegos), coronado por su icónico castillo, del siglo XVI, Alcoutim esconde una bonita playa fluvial (Pego Fundo). Ideal para darse un chapuzón entre naturaleza verde y disfrutar de "otra bellezón de playa" en el Algarve.



Tavira es uno de los pueblos más simbólicos del Algarve y que resume toda su esencia. La "joya ribereña" del sur de Portugal enamora irremediablemente al viajero, con sus callejuelas empinadas y casas caladas, con sensación de "tiempo detenido"; su elegancia reflejada en el río Gilão; y la belleza de su Ilha de Tavira, un pequeño paraíso natural de mar cristalino y dunas, perteneciente al Parque Natural de Ria Formosa.

Olhão es un tranquilo y bonito pueblo de pescadores que cada verano, desde hace ya más de treinta años, se convierte en "capital del marisco" gracias a su famoso Festival (10-15 de agosto), cita gastronómica indispensable del verano algarvío. Pero, más allá de los placeres para el paladar que ofrece la villa, Olhão esconde otros muchos atractivos: ubicada dentro de la Reserva Natural de la Ría Formosa, tiene un privilegiado patrimonio natural, con preciosos paisajes,  extensos arenales dorados y gran profusión de flora y fauna.

Loulé reúne todo el encanto del genuino Algarve de interior, con un centro histórico generoso en vestigios históricos y calles sinuosas, jardines típicos y pequeñas ermitas. Una bonita visita, muy cerquita de algunos de los arenales mas icónicos de la región, como Quinta do Lago, una larga playa a la que se accede por un puente peatonal sobre la Ría Formosa; o Vale do Lobo, una playa de belleza única por sus acantilados ocres y rojizos. Loulé es además escenario de Mediterranean Festival (Med), un clásico de los veranos en Portugal que reúne las más diversas manifestaciones artísticas de todo el mundo (gastronomía, artesanía, animación callejera, actividades para niños y por supuesto música, mucha música). Del 29 de junio al 2 de julio: www.festivalmed.pt.

Faro es la capital del Algarve y la puerta principal de entrada a la región, a través de su Aeropuerto Internacional. Sin embargo, merece la pena detenerse en la ciudad para pasearla con calma y descubrir su  bien conservada su Cidade Velha (ciudad vieja), un magnífico testimonio de la edad de oro que vivió Faro en el siglo XVI. Además, Faro es el perfecto punto de salida hacia otro de los paraísos de la región: Ilha Deserta, un arenal blanco rodeado por las aguas turquesas y cristalinas de Ria Formosa y del Océano Atlántico.

Silves se extiende desde la sierra hasta el mar, dejando a su paso un álbum de paisajes rurales entre naranjos. Su icónico castillo, ubicado en la cima de una colina, sobre las aguas del río Arade, es el mejor ejemplo de arquitectura militar islámica de todo Portugal. Calificado como Monumento Nacional, es el más grande e importante del Algarve; no en vano, es el segundo monumento más visitado de la región (después de la Fortaleza de Sagres). En perfecto estado de conservación, desde sus almenas es posible contemplar unas preciosa vistsa sobre el valle de Arade y una bonita panorámica de la villa.

Monchique invita a alejarse por unas horas de la costa para aventurarse en otro de los secretos más escondidos de la región: la sierra.  La sierra de Monchique es un increíble "jardín botánico", con más de 1.000 especies de plantas, salpicado de bonitos pueblos serranos, con Monchique a la cabeza, que huelen a tradición y otra gastronomía, que tiene en los embutidos y los guisos de carne y arroz los grandes protagonistas. Aquí también se puede disfrutar del relax, el mimo y las propiedades curativas de las aguas termales, cuyos beneficios medicinales ya descubrieron los romanos, y que brinda en la actualidad su célebre Villa Termal.

Vila do Bispo, en Sagres, es un pequeño pueblo de pescadores, situado en el extremo sur de la Costa Vicentina, en pleno Parque Natural. Sus alrededores están plagados de playas-joya, de gran valor natural y belleza intacta, por ser poco frecuentadas por los turistas. Como la preciosa Praia da Murruação, Beliche o Castelejo. Además, aquí se puede disfrutar de los atardeceres más bellos del Algarve. Como la puesta de sol en el Cabo de San Vicente, que figura en todos los listados de los Mejores Atardeceres del Mundo.

 Aljezur, a medio camino entre el mar y la sierra, bebe los vientos de uno y otro y recibe la impronta de ambos. Su costa es rocosa, los acantilados se elevan altos y escarpados, de color gris pizarra, contrastando con el tono perla de las playas, bañadas por olas bravas y alejadas del turismo. Todo un paraíso para los amantes de los deportes de aventura, que encuentran aquí las condiciones naturales óptimas para su disfrute. Especialmente los locos del surf, que tienen en las playas de Arrifana, Bordeira, Carreagem, Odeceixe y Praia das Adegas edenes de aguas espumosas y olas bravas listas para ser cabalgadas. 

Más información : www.visitalgarve.pt

martes, 23 de mayo de 2017

La isla más deseada para visitar este verano

Mallorca, la isla más deseada para este verano

·         Cinco islas españolas aparecen entre los primeros puestos
·         Miconos es la isla más cara de este verano y Corfú, la más económica
·         Las Baleares son las islas más buscadas por los británicos y las Canarias, por los españoles.

El mayor buscador de hoteles del mundo, trivago.es, publica el ranking de las islas de Europa más buscadas para las vacaciones estivales. El estudio se ha realizado teniendo en cuenta todas las búsquedas de los usuarios para viajar entre junio y septiembre de este año y analiza también la procedencia de las mismas, así como el precio medio por noche que presenta cada isla.

1
Mallorca (España)
184 €
2
Tenerife (España)
126 €
3
Cerdeña (Italia)
159 €
4
Sicilia (Italia)
112 €
5
Creta (Grecia)
107 €
6
Santorini (Grecia)
270 €
7
Ibiza (España)
255 €
8
Gran Canaria (España)
116 €
9
Lanzarote (España)
141 €
10
Rodas (Grecia)
113 €
11
Menorca (España)
184 €
12
Miconos (Grecia)
332 €
13
Fuerteventura (España)
142 €
14
Corfú (Grecia)
90 €
15
Córcega (Francia)
165 €
16
Zakynthos (Grecia)
109 €
17
Madeira (Portugal)
119 €
18
Ruegen (Alemania)
154 €
19
Formentera (España)
320 €
20
Kos (Grecia)
99 €

El análisis revela que Mallorca es la isla más buscada para viajar este verano y ofrece un precio medio de 184 € por noche. Los turistas más interesados en visitar “la isla de la calma” son los alemanes seguidos por los británicos, españoles, daneses e italianos.
Tenerife, Ibiza, Gran Canaria y Lanzarote aparecen entre las primeras posiciones en un ranking donde dominan las islas españolas y griegas. Destacan Cerdeña y Sicilia que ganan popularidad y consiguen un lugar en las primeras posiciones por delante de islas griegas como Creta o Santorini e incluso de algunas españolas.

La isla francesa de Córcega, el archipiélago atlántico de Madeira y la isla alemana de Ruegen, situada en el mar Báltico; consiguen hacerse un hueco en la cola de este ranking de popularidad.

En cuanto al precio medio por noche, Miconos y Formentera resultan ser las más caras puesto que pernoctar en estas islas tiene un coste de 332 € y 320 € respectivamente. También Santorini (270 €) e Ibiza (255 €) presentan un precio medio elevado. Por el contrario, Corfú (90 €) y Kos (99 €) son las más económicas, con un coste medio por debajo de los 100 € por noche.

Los turistas que más búsquedas han realizado a las islas españolas son los españoles seguidos por los británicos, alemanes, italianos, irlandeses y franceses.



Sin embargo, por archipiélagos se aprecian ciertas diferencias en las preferencias de los turistas. Así, mientras en las Islas Baleares la mayoría de las búsquedas provienen de británicos; en las Islas Canarias despuntan las de turistas nacionales.



Daneses y holandeses muestran un mayor interés en viajar al archipiélago balear mientras que irlandeses y polacos se decantan por las islas atlánticas españolas.



Al analizar las búsquedas por países, se observa que las islas españolas son la primera opción de búsqueda para la mayoría excepto para los turistas italianos que se decantan por sus propias islas para este verano.

Británicos
Alemanes
Italianos
Irlandeses
Franceses
1
España
España
Italia
España
España
2
Grecia
Alemania
Grecia
Grecia
Francia
3
Reino Unido
Grecia
España
Italia
Grecia
4
Italia
Italia
Francia
Reino Unido
Italia
5
Portugal
Turquía
Croacia
Portugal
Turquía




Acerca de trivago: www.trivago.es es un buscador de hoteles que agiliza los procesos de comparación y reserva mostrando en tiempo real los precios de más de 1 millón de hoteles en todo el mundo integrados en más 200 portales de reserva online. Fundada en Düsseldorf (Alemania) en 2005, trivago cuenta actualmente con plataformas en 55 países y 33 idiomas que reciben más de 75 millones de visitas al mes.

jueves, 18 de mayo de 2017

Lugares para comer en París sin ir a un restaurante

Comer bien (muy bien) en París sin pisar un restaurante

Diez propuestas originales para disfrutar de la gastronomía francesa


Comer en París puedes ser caro pero si sigues estos consejos no sólo comerás bien sino barato


Catalogada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, la gastronomía francesa es algo que no hay que perderse. En París, existen mil maneras de iniciarse al arte de comer bien, además la cocina no para de reinventarse para gustar a todos. Este es el lugar adecuado para descubrir las nuevas tendencias culinarias y encontrar deliciosos establecimientos para saborear gastronomía made in France.

En París hay un centenar de restaurantes que acumulan 134 estrellas Michelin y, por supuesto hay miles con todo tipo de propuestas, desde las diferentes cocinas regionales de Francia, a cocina internacional de todos los países, restaurantes históricos y en lugares emblemáticos. Comer bien en París no es un problema, pero aquí proponemos 10 ideas para comer, o cenar, muy bien en la capital francesa... sin pisar un restaurante o haciédolo en uno nada convencional.

Hacerse invitar por un parisino
A los parisinos les gusta ir al restaurante, pero también les gusta ponerse a cocinar. Y las cocinas de la capital están llenas de talento. Entonces, ¿porque no ir a encontrarse con esos cocineros de una nueva especie, para quienes compartir es lo esencial de esta pasión? Es el concepto que propone VizEat, que permite invitarse a casas particulares para probar, con buena compañía, las creaciones culinarias hechas por anfitriones gastrónomos. Una ocasión privilegiada de pasar un momento agradable y acogedor, en el ambiente intimista de un piso parisino. Las posibilidades son muy variadas, y van desde el aperitivo cena, hasta el menú integral. Distintos anfitriones y tipos de cocina se proponen a los visitantes con precios que van de 10 a 20 euros. Se ofrecen desde menús completos, a monográficos de vino y quesos, recorridos por los mercados o cocinas exóticas.

Chef à domicile
No es necesario ir al restaurante para probar los platos de las grandes cocinas. También se puede hacer venir el chef a su casa. Este concepto, que revoluciona las cenas en el hogar, brinda una gran emoción gustativa a todos los invitados. Desde la compra de los ingredientes hasta el momento de servir los platos, el chef se ocupa de todo. Una manera distinta de disfrutar de una cena típicamente parisina, sintiéndose en casa, evitando las notas discordantes, y relajándose. Una buena idea para los que han optado por alquilar un piso para su estancia en París, o para los que reciben una invitación de amigos. Una excelente manera de agradecerles por su acogida. Todo lo que hay que hacer es conectarse, por ejemplo, al sitio web labelleassiette y seleccionar el menú elegido, con precios que van de 35 a 100 euros por persona. El chef se encarga de la selección de los productos, haciendo la comida e incluso sirviéndola. Hay todo tipo de opciones: cocina exótica, molecular, cocina regional local... En invite1chef.com se propone participar en la preparación del menú en el marco de un curso de cocina. Para ocasiones especiales, en Gastronhoming, François Marchenay y Pierre-Yves Tremintin se encargan de ofrecer una experiencia culinaria inolvidable. Los dos son diplomados del Institut Paul Bocuse. Uno es chef y el otro sumiller. Sus menús, refinados y sabrosos, se acompañan con una cata de vinos. 

Convertirse en chef uno mismo
Si en lugar de contratar un chef, lo que se quiere es ser uno mismo el cocinero, París también ofrece opciones ya sea para una ocasión especial, por simple placer o para descubrir la gastronomía parisina en una velada original y festiva. Se visita el sitio web lescommis.com y se siguen los pasos. Hay que elegir el menú que más guste entre muchos diseñados por grandes chefs franceses. Un equipo de personas se hace cargo de la selección de los ingredientes de calidad para su receta y los envía a casa. Todo llega en paquetes individuales envasados al vacío y con las cantidades justas para el menú. El paquete va acompañado de archivos de datos prácticos con recomendaciones de los chefs para evitar cualquier contratiempo. En menos de una hora, se pueden conseguir platos dignos de los mejores restaurantes. Algo parecido proponen Joy y Charlotte, las creadoras de Cook Angels, con el asesoramiento del chef con estrella Michelin Nicolas Beaumann con recetas accesibles a todos y los ingredientes medidos, pelados y cortados. Para una cocina más exótica, Cook'in the world propone dar una vuelta al mundo de los sabores sin moverse del comedor.

Entre lentejuelas
Si hay algo típico de París son los cabarets y music-halls. Sus nombres resuenan desde hace décadas: Lido, Moulin Rouge, Crazy Horse, Paradis Latin... Todos ofrecen espectáculo y la combinación con cenas, y algunos incluso comidas. Lido por ejemplo propone show y cena con dos entrantes, dos platos principales, copa de champán y media botella de vino por 170 euros, aunque hay más posibilidades, incluso una suite privada con camarero por 400 euros. El Moulin Rouge propone su Menú Toulouse-Lautrec en homenaje a quien mejor expresó en sus pinturas el ambiente de este local, a partir de 190 euros. Un poco distinto es Paradis Latin, el célebre cabaret parisino de la orilla izquierda del Sena, atribuido a Gustave Eiffel. Aquí la restauración constituye una preocupación prioritaria. Las comidas se realizan in situ en una cocina laboratorio ultramoderna y siempre lista para preparar productos frescos. El menú es más sencillo y el precio a partir de 130 euros.

Cenar recorriendo el Sena 


No hay nada más romántico y glamoroso que cenar o comer de crucero por el Sena, mientras se contemplan los monumentos parisinos. Con un ambiente como este y una buena mesa, es una ocasión maravillosa de combinar el placer de la boca y de los ojos. Muchas compañías ofrecen estos paseos, algunos de ellos con servicio de restaurante. La Compagnie des Bateaux Mouches es la más conocida y ofrece la oportunidad de descubrir, mediante uno de sus cruceros, París por su avenida más hermosa: el Sena. Se puede reservar brunch los domingos, comida en un restaurante singular durante el fin de semana, o una cena romántica surcando el río cualquier noche. Los precios van de 50 a 155 euros. Como propuesta muy especial, la compañía ofrece el menú “Sí quiero” para hacer una declaración de amor, una pedida de mano o una renovación de los votos matrimoniales. Se recoge a los invitados en limusina, son recibidos por el capitán y disfrutan de un lugar privilegiado en la proa del barco. En el menú se puede elegir entre cinco entrantes, cinco platos principales, surtido de quesos, cinco postres y varios tipos de vino y champán, además, café y coñac. El precio es 325 euros por persona.

Comer rodeado de arte

Entre varias visitas relacionadas con el arte, se pueden combinar cultura y gastronomía haciendo una pausa en algún restaurante de un museo parisino o de un gran monumento. Con los numerosos museos de la capital, cada uno encontrará el ambiente que mejor le corresponde según sus gustos. El Musée d'Orsay, ofrece el antiguo restaurante del hotel de Orsay, situado en la primera planta del museo, que ha conservado toda su magnificencia desde su apertura en 1900. El chef Yann Landureau elabora una cocina tradicional francesa, pautada por platos originales, relacionados con la actualidad del museo. Hay menús de dos platos desde 22 euros. Una experiencia única es cenar tocando el cielo en el restaurante Jules Verne de Alain Ducasse en lo alto de la Torre Eiffel con París iluminado a los pies. Exquisita comida, excelente servicio, ambiente exclusivo y con un toque futurista. El menú Experiencia de cinco platos cuesta 190€, el de seis platos, 230€.

Comer en un hipódromo

En Francia, el deporte hípico es una gran tradición. París y su región disponen de varios hipódromos que reciben las grandes citas hípicas nacionales e internacionales. Sus restaurantes panorámicos ofrecen un marco privilegiado para asistir a esos espectáculos deportivos. Los aficionados, iniciados y apasionados por este deporte pueden disfrutar de una comida gastronómica y de una vista excepcional sobre la pista de carreras. Las experiencias son diferentes según la hora del día: ambiente eléctrico durante el almuerzo o atmósfera más íntima durante la cena. En el hipódromo de Paris Vincennes, está el restaurante Le Panoramique con menús entre 25 y 48 euros.

Disfrutar en una “guinguette”

Los bailes al aire libre en las orillas de la Marne, símbolos del París popular, han pasado a la posteridad y conservado su encanto gracias a los lienzos de Renoir. Guirnaldas, acordeón y pista de baile: las guinguettes, bares populares al aire libre, proponen una cocina tradicional para almorzar, cenar o incluso tomar un té bailando. Chez Gégène es un chiringuito emblemático de las orillas de la Marne. Mantel de cuadritos, ambiente musical, buena cocina... ¡todos los ingredientes para pasar un momento fuera del tiempo! Abre de abril a septiembre, hay comidas y cenas con baile en el fin de semana, música de acordeón, teclado y voz hasta las 2 de la madrugada. El precio, todo incluido, con almuerzo o cena es de 45 euros. Un menú de ejemplo: Kir de vino blanco con grosella negra, Terrina de St. Jacques, Sopa cremosa de langosta, Pato tres pimientos, con puré de patatas con aceite de oliva y Galletas de mantequilla cremosa de Gianduja, acompañado de media botella de Burdeos.

Tiendas muy especializadas
A veces es posible picotear algo o hacer pequeñas degustaciones mientras se compran los mejores productos en mercados o en tiendas de ultramarinos y quesos. Nombres conocidos de la gastronomía proponen el refinamiento de sus platos preparados, bodegas de vinos y pastelería en sus tiendas o lo entregan a domicilio, en su casa o en el hotel. Es posible dar un aire festivo a la cena o comida íntima, en familia o en grupo, con bocaditos salados, foie gras y champagne y disfrutar de la comida. Estos servicios de gama alta ponen a disposición la logística necesaria para organizar cualquier deseo: camareros, sumilleres, decoración... ¡Un placer de gourmet servido en bandeja! Un buen ejemplo es La Grande Épicerie de Paris, situada justo en frente del Bon Marché, se ha convertido en un «neludible, un placer asumido, un momento privilegiado. Auténtica referencia de la gastronomía en París, atrae a aficionados de excepcionales productos y a curiosos del mundo entero.

Y además...
En París, existen mil maneras de iniciarse al arte de comer bien, además la cocina no para de reinventarse para gustar a todos. Algunas propuestas: Neobistrots, la gastronomía revisitada, para saborear las últimas tendencias, lugares que combinan cocina de bistrot y gastronomía; Monomaniaca, variaciones golosas entorno a un mismo tema para saborear una especialidad bajo todos sus aspectos, en el menú, un producto estrella, uno solo, pero preparado de muchas maneras diferentes: aves, huevos, albóndigas, croque-monsieur, manzanas, bogavante, mozzarela; Tendencia fast-good, donde es fácil comer bien y rápido con sabor y equilibrio en el menú diario; Pastelería alta costura, París maravilla el gusto y la vista con creaciones dulces de los nuevos "pasteleros- joyeros"...

Más información: 
Atout France: es.france.fr/es
Turismo de París: es.parisinfo.com